Siguiendo el impacto de la ciencia en la conservación de la biodiversidad

 

Fuentes: IPS [Imagen: El investigador Billy Offland (izquierda) filmando un documental sobre la biodiversidad en Cachemira. Foto: Cortesía de Billy Offland ]

BULAWAYO, Zimbabue – Billy Offland, un estudiante británico de sostenibilidad, realizó un «Viaje mundial por la conservación» de dos años para llamar la atención sobre la crisis de la biodiversidad a medida que el mundo busca un acuerdo para proteger la naturaleza.

Offland, de 21 años, estudia la Licenciatura en Sostenibilidad y Gestión Ambiental de la Universidad de Leeds, se vio impulsado a realizar un viaje de investigación por su cuenta después de leer el informe de Evaluación Global de la Plataforma Intergubernamental Científico Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), que destaca el peligroso estado de la biodiversidad mundial.

La evaluación de IPBES señala que más de un millón de especies de plantas y animales se enfrentan a la extinción más que nunca en la historia de la humanidad.

Levantarse y tomar acción siempre es una gran decisión. No hay una manera fácil de comenzar tu viaje hacia el activismo o el «accionismo»: cambiar una gran parte de tu vida por algo en lo que crees.

“Para mí fue necesario algo tan innovador como la Evaluación Global de IPBES, pero realmente, tan pronto como la leí, supe que tenía que hacer algo”, dijo Offland a IPS en una entrevista desde Azad Kashmir, en Pakistán, donde se encuentra actualmente haciendo la primera película extranjera sobre la batalla para que los apicultores continúen produciendo miel medicinal mientras los impactos del cambio climático amenazan con arrasar su olla de oro.

“La escala del informe no se parece a nada y contiene mensajes que desafían el tiempo. Siempre lo vi como la culminación de todo lo que había aprendido, descubierto y contado en mis 22 años anteriores, incluyendo (completar una) licenciatura en sustentabilidad y gestión ambiental. Dejó todo al descubierto”.

Offland dijo que la sombría narrativa de la evaluación de IPBES lo dejó cuestionando por qué la gente no está al tanto de esta catástrofe inminente y por qué no fue noticia de primera plana.

“Desde mi punto de vista, lo mejor de este informe fue que provino del conocimiento de cientos de científicos e investigadores, además de incluir, por primera vez, el conocimiento tradicional de comunidades de todo el mundo”, dijo Offland, quien ya lleva visitados 196 países en todo el mundo. Planea visitar Eritrea como último país de su gira de sostenibilidad.

“Lo más importante que he aprendido es que nuestro sistema natural global está siendo destruido por las acciones de la mayoría de los humanos, y esto tiene terribles consecuencias para la naturaleza, con la predicción de que un millón de especies están en riesgo de extinción en las próximas décadas. Esto también traerá graves consecuencias negativas para los medios de subsistencia y el bienestar de tantas personas en todo el mundo”, añadió.

La respuesta de Offland a la crisis de la biodiversidad, señalada por la Evaluación global de IPBES, subraya el poder que tiene la investigación científica para resaltar la crisis de la naturaleza y movilizar y motivar acciones reales de individuos y organizaciones para sacar a nuestro mundo del borde del abismo.

La Evaluación global también halló que la abundancia promedio de especies nativas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos un 20 %, principalmente desde 1900.

Más de 40 % de las especies de anfibios, casi 33 % de los corales que forman arrecifes y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. La imagen es menos clara para las especies de insectos, pero la evidencia disponible respalda una estimación provisional de que el 10 % se encuentra bajo amenaza.

Se pone peor. La evaluación halló además que al menos 680 especies de vertebrados se habían extinguido desde el siglo XVI. Más de 9 % de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizados para la alimentación y la agricultura se extinguieron en 2016, con al menos 1000 especies más aún amenazadas.

El trabajo de IPBES también ha influido en el cambio de políticas en todo el mundo. Luego de los debates y el acuerdo en el diálogo tripartito regional de África anglófona de la Red de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (BES-Net).

Los representantes del sector de políticas, ciencia y práctica en Nigeria, por ejemplo, se reunieron para perfeccionar un plan de acción estratégico de dos años para la neutralidad de la degradación de la tierra favorable a los polinizadores. Este fue un medio para actuar en las evaluaciones temáticas de IPBES sobre polinizadores y restauración de tierras.

Los autores se basaron en los hallazgos anteriores del Informe de evaluación regional de IPBES para África para mostrar qué está cambiando en la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas en el continente africano.

También identificaron caminos y opciones futuras para un continente africano donde los objetivos de desarrollo a largo plazo se reconocen como inseparablemente conectados con la conservación del rico patrimonio biocultural de la región.

Como otro impacto directo del trabajo de IPBES, tomando nota de la urgencia de la Evaluación Global, 30 empresas sudafricanas líderes se asociaron con el Fondo Mundial de Sudáfrica y Wildlife Trust (EWT) para realizar evaluaciones de valoración de la biodiversidad a fin de determinar cómo incorporar la biodiversidad en sus estrategias y prácticas.

Las empresas indicaron que, dados los hallazgos clave del informe IPBES, «había, ‘más que nunca’, la necesidad de que intensificaran su juego de biodiversidad».

Estos son solo algunos de los muchos ejemplos de gobiernos, empresas, profesionales e individuos que tomaron en serio la ciencia de la biodiversidad y se propusieron marcar la diferencia.Track es una base de datos completamente pública que puede ser utilizada por cualquiera que desee saber qué tipo de impactos ha tenido IPBES o enviar un ejemplo de un impacto de IPBES. Esto incluye 500 ejemplos específicos diferentes de impacto de cada región y la mayoría de los países y todo tipo de escala, incluido el sector privado. Foto: Busani Bafana / IPS

Para documentar el impacto de su trabajo, IPBES desarrolló su propia base de datos de seguimiento de impacto (Track, en inglés) hace cinco años.

Es una herramienta de colaboración colectiva que realiza un seguimiento de, por ejemplo, leyes, reglamentos, compromisos políticos, inversiones, técnicas de investigación y más, nuevos o modificados, que se inspiraron en los informes científicos publicados por la plataforma.

Rob Spaull, jefe de Comunicaciones de IPBES, explica que la Plataforma se dio cuenta de que no podía monitorear de manera integral los impactos a nivel mundial.

“Entonces, decidimos crear una lista indicativa de estos impactos cada vez que los descubríamos”, dijo Spaull. Señala que Track es una base de datos completamente pública que puede ser utilizada por cualquier persona que desee saber qué tipo de impactos ha tenido IPBES o enviar un ejemplo de un impacto de IPBES.

“La idea detrás de querer hacerlo público y que se pueda buscar es que queremos dar a todos los interesados en IPBES la oportunidad de contar historias sobre el trabajo que hacemos y el impacto que estamos teniendo, pero queremos que puedan encontrar historias que se relacionen lo más posible con sus propias prioridades”, dice Spaull a IPS.

Track hasta la fecha tiene casi 500 ejemplos específicos diferentes de impacto de cada región y la mayoría de los países y todo tipo de escala, incluido el sector privado.

“Es un activo realmente valioso que, creemos, muestra cómo la ciencia puede tener un impacto muy directo y que no necesita restringirse a publicaciones científicas que pueden terminar acumulando polvo en un estante en algún lugar. La ciencia puede tardar un poco en dar como resultado un cambio concreto, pero gracias a la base de datos Track podemos rastrear el impacto a lo largo del tiempo”, dijo Spaull.

Esto en sí mismo es una gran noticia para los científicos que dedican voluntariamente años de su tiempo a trabajar en las evaluaciones de IPBES, pero también se puede usar para generar aún más cambios.

Spaull agregó que los Estados miembros le dijeron a IPBES que habían usado los ejemplos recopilados en Track al abogar ante sus ministerios y organizaciones gubernamentales sobre la importancia de IPBES para resaltar la ciencia detrás de los problemas de biodiversidad en todo el mundo, una estrategia que en última instancia puede generar aún más apoyo para la ciencia de la biodiversidad.

En la 15 Conferencia de las Partes (COP15) sobre Diversidad Biológica, celebrada del 7 a 19 de diciembre en la ciudad canadiense de Montreal, el secretario general  de la ONU, António Guterres, dijo que la destrucción de la biodiversidad y la naturaleza ha tenido un precio enorme para la humanidad.

“La humanidad se ha convertido en un arma de extinción masiva… con un millón de especies en riesgo de desaparecer para siempre”, dijo Guterres, señalando que la acción climática y la protección de la biodiversidad son dos caras de la misma moneda.

“Es hora de que el mundo adopte un marco de biodiversidad ambicioso, un verdadero pacto de paz con la naturaleza, para brindar un futuro verde y saludable para todos”, remarcó el máximo responsable de las Naciones Unidas.

¿Qué piensa Offland de la acción global actual para salvar la biodiversidad en la COP15 en Montreal?

“No tengo ninguna duda de que estamos progresando”, dijo Offland a IPS, y agregó: “La preocupación es que no es el cambio transformador lo que necesitamos ver. A menudo, la crisis de la biodiversidad se subyuga bajo la necesidad de una acción climática, pero el trabajo reciente de IPBES y el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático) busca reconciliar los dos”.

Offland tiene la visión de una cumbre donde la biodiversidad tiene el mismo nivel de prioridad.

“Me gustaría ver una COP intermedia para la biodiversidad y el cambio climático juntos, reconociendo la importancia de tratar ambos conjuntamente y no en silos y, por lo tanto, dando a la crisis de la biodiversidad la prioridad que requiere en todos los países del mundo”, aseguró el estudiante británico.

Mientras tanto, es esperanzador que la ciencia de la biodiversidad continúe teniendo un impacto a diferentes escalas, ya sea a escala mundial de una COP o a escala individual como con el mismo Offland. Será necesario que ocurra un cambio verdaderamente transformador en todos los niveles de la sociedad.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

T: MLM / ED: EG

Fuente: https://ipsnoticias.net/2023/01/siguiendo-el-impacto-de-la-ciencia-en-la-conservacion-de-la-biodiversidad/

 

*Busani Bafana: es un periodista de desarrollo versátil que vive en Bulawayo, Zimbabue. Busani tiene más de 15 años de experiencia como periodista independiente cubriendo principalmente temas de medio ambiente, agricultura, seguridad alimentaria y cambio climático. Su trabajo ha aparecido en Inter Press Service, In-Depth News, Thomson Reuters Foundation, Africa Renewal y Alliance for Science Communication. Narrador apasionado, Busani aplica sus habilidades de comunicación en la documentación, la gestión del conocimiento y la consultoría de capacitación en comunicación. Le gusta escribir, la fotografía y la filatelia. 

 

Tomado de Rebelión

Visitas: 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email