EEUU – Trump enfrenta cuatro juicios y utiliza los cargos en su contra para impulsar su campaña

Por Dan La Botz

La campaña presidencial del expresidente Donald J. Trump y sus próximos juicios están llevando a Estados Unidos hacia una crisis constitucional sin precedentes.

Trump, el primer expresidente acusado, ha sido señalado en cuatro tribunales federales y estatales diferentes por un total de 91 cargos, muchos de ellos delitos graves; Si fuera declarado culpable de todos ellos, podría afrontar hasta 712 años y seis meses de prisión. Aún así, sigue siendo el principal candidato del Partido Republicano y ha utilizado las acusaciones en su contra para reunir a sus seguidores y recaudar millones para su campaña y su defensa legal. Después de su reserva para su última acusación en el estado de Georgia, la campaña de Trump puso su foto policial en camisetas y tazas de café y recaudó otros 7,1 millones de dólares. Sostiene y sus seguidores creen que todos los cargos son una conspiración del presidente Joe Biden y los demócratas para destruir a Trump antes de las elecciones de noviembre de 2024.

Las cuestiones legales son complicadas.

El caso del dinero del silencio. Trump está acusado en el Estado de Nueva York de 34 cargos de falsificación de registros comerciales. Estos son el resultado de que Trump pagó a la actriz porno Stormy Daniels en 2016 para evitar un escándalo sexual. El juicio está previsto para marzo de 2024.

El caso de los documentos. Trump es acusado por el tribunal federal de Estados Unidos en el Distrito Sur de Florida de 40 cargos penales por retirar de la Casa Blanca documentos gubernamentales clasificados, obstruir la justicia y desafiar una citación. El juicio del caso está previsto para mayo de 2024.

El caso de la insurrección. Trump está acusado en los tribunales federales estadounidenses del Distrito de Columbia de cuatro cargos de subversión electoral. Se le acusa de intentar defraudar al gobierno, privar de derechos a los votantes y obstruir los procedimientos oficiales. Este juicio también tendrá lugar en marzo de 2024.

El caso de la subversión electoral. Finalmente, en el estado de Georgia, Trump y otras 18 personas son acusados ​​de 13 cargos criminales de extorsión, intento de lograr que un funcionario público viole su juramento, presentación de un documento falso, conspiración para hacerse pasar por un funcionario público, hacer declaraciones falsas, presentar documentos falsos y cometer falsificaciones. El juicio está previsto para octubre de 2023.

Trump intentará retrasar todos estos juicios.

Dado el número y la complejidad de estos casos, no está claro que alguno de ellos pueda tener lugar antes de la Convención de la República en julio de 2024, cuando se nominará al candidato presidencial del partido. Podría ser juzgado y condenado, pero aún podría presentarse legalmente a la presidencia. Si es declarado culpable de crímenes pero también elegido presidente, Trump podría usar el poder presidencial para perdonarse a sí mismo, aunque eso podría ser impugnado en la Corte Suprema. Y surge así una crisis constitucional.

La Decimocuarta Enmienda. Además de los casos judiciales, algunos juristas liberales y conservadores argumentan que Trump podría ser descalificado en virtud de la “cláusula de insurrección” de la Decimocuarta Enmienda. Adoptada en 1868 después de la Guerra Civil, la cláusula descalifica a cualquiera que haya participado en una insurrección contra el gobierno de Estados Unidos. Ya se han presentado casos argumentando que el papel de Trump en la insurrección de enero de 2021 y su intento de robarse las elecciones lo hacen no elegible.

Entre los candidatos republicanos, según una encuesta del Wall Street Journal, Trump lidera con el 59 por ciento y su rival más cercano, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, tiene sólo el 13 por ciento. En una contienda nacional, la encuesta sugiere que Trump vencería a Biden entre un 40 y un 39 por ciento, con algunos votos destinados a candidatos de terceros partidos. La participación electoral y los votantes independientes serán decisivos.

Biden tiene 80 años, es el candidato presidencial de mayor edad en la historia de Estados Unidos y actualmente sólo el 42 por ciento de los votantes lo aprueba. Pero una encuesta reciente de AP-NORC muestra que dos tercios de los votantes estadounidenses no votarían por Trump en 2024. Entonces, aunque desearían tener candidatos diferentes y más jóvenes, es probable que los demócratas se unan a Biden, quien ha demostrado que puede vencer a Trump. . En un artículo futuro analizaremos la izquierda y las elecciones.

Tomado de internationalviewpoint.org

Visitas: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email