Atatürk ¿Héroe o villano? Polémica por la serie de Disney

Por Amberin Zaman

Publicado originalmente por Al Monitor en https://www.al-monitor.com/originals/2023/08/hero-or-villain-disney-ignites-fury-ill-fated-series-turkeys-revered-ataturk

Los turcos continúan descargando su ira y cancelando miles de suscripciones a la plataforma de transmisión digital de Disney, Disney +, después de que el gigante del entretenimiento decidiera no emitir una serie muy esperada sobre la vida del fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Atatürk. El hashtag #Disneyiptalet -«cancelar Disney» en turco- fue la principal tendencia el jueves 3 de agosto por tercer día consecutivo desde que surgió la noticia de la cancelación. Se cree que Disney cedió a la presión del lobby armenio con sede en Estados Unidos, que ha estado haciendo campaña para que el programa, compuesto por seis partes, sea eliminado de esta plataforma.

Los armenios, griegos y kurdos de todo el mundo están furiosos porque en el drama de época se blanquea la carnicería que Atatürk supervisó mientras forjaba una nueva nación a partir de los restos del Imperio Otomano, principalmente a expensas de ellos. Los turcos están tan furiosos de que su venerado líder sea acusado de tales pecados. Un portavoz del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, calificó la medida de Disney como «una vergüenza».

El organismo de control de la radiodifusión estatal de Turquía, RTUK, anunció el miércoles que había lanzado una investigación «basada en información pública» de que Disney + había decidido retirar la película biográfica. «Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de nuestra República de Turquía, es nuestro valor social más importante», dijo el jefe de RTUK, Ebubekir Sahin.

El mes pasado, Disney + Turquía anunció que transmitiría la serie el 29 de octubre para coincidir con el 100 aniversario de la fundación de la República.

Desde entonces, la compañía se ha apresurado a detener el daño, diciendo que transmitirá el programa como un documental en la estación de televisión Fox Channel en Turquía y como dos películas separadas en cines. La declaración ha tenido poco impacto, con celebridades y políticos turcos, incluidos miembros del principal partido de oposición, el Partido Republicano del Pueblo fundado por Atatürk, liderando el coro de protestas.

Muchos dicen que nada de esto debería ser una sorpresa, ya que Disney debería haber previsto mejor antes que aventurarse en un campo minado.

«Turquía es un país cada vez más controvertido en la política occidental. Disney es una empresa con sede en Estados Unidos. Era inevitable que una producción sobre un gran líder turco provocara controversia en el extranjero», dijo Selim Koru, editor del boletín KulturKampf y analista de la Fundación Económica y de Investigación de Turquía, un grupo de expertos con sede en Ankara.

«Incluso si Disney termina lanzando su producción, probablemente se encontrará con críticas internas. Es poco probable que los espectadores turcos estén satisfechos con una producción estadounidense de un tema tan delicado», dijo Koru a Al-Monitor. «Realmente no es ciencia espacial. Disney debería haberlo calculado mejor».

James Jeffrey, ex embajador de Estados Unidos en Turquía y jefe del Programa sobre Medio Oriente del Wilson Center, está de acuerdo. «Atatürk en la visión de casi todos los turcos todavía es como una combinación de George Washington y Thomas Jefferson, el soldado otomano que ganó la icónica campaña de los Dardanelos y luego liberó a la naciente República Turca de los invasores rusos, franceses, italianos, griegos y británicos», dijo Jeffrey.

Numerosos líderes mundiales han aclamado a Atatürk por su habilidad política, entre ellos Winston Churchill. «Las lágrimas que hombres y mujeres de todas las clases derramaron sobre su féretro fueron un tributo apropiado al trabajo de la vida de un hombre a la vez el héroe, el campeón y el padre de la Turquía moderna», escribió el ex primer ministro británico sobre su contemporáneo turco y antiguo enemigo.

Para la mayoría de los turcos, jóvenes y viejos, si no hubiera sido por Atatürk, no habría Turquía. Para mostrar su gratitud, cada 10 de noviembre a las 9:05 a.m., la fecha y hora que marca el fallecimiento de Atatürk hace 85 años, millones de turcos en todo el país guardan un minuto de silencio. El tráfico se detiene y las sirenas suenan para honrar la memoria de Atatürk.

¿»Envidia de Atatürk»?

El AKP y algunos de sus partidarios podrían haber reaccionado de manera diferente hace una década a los errores de Disney.

Recep Tayyip Erdogan

Recep Tayyip Erdogan

Los islamistas de Turquía han vilipendiado durante mucho tiempo a Atatürk como «un enemigo del Islam», un «borracho» y un criptojudío por abolir el califato, obligar a las mujeres a quitarse el velo, introducir el sufragio universal y cambiar el alfabeto del árabe al latín, mientras buscaba poner a Turquía en un camino decididamente pro-occidental y secular. Sus sentimientos fueron reflejados por el difunto Necip Fazil Kisakurek, un poeta nacionalista islamista y un virulento antisemita a quien Erdogan describió como su modelo a seguir. Hugh Pope, coautor de «Turkey Unveiled» y que cubrió Turquía durante muchos años, sugirió en un ensayo reciente para POLITICO que Erdogan sufre de «envidia de Ataturk».

Por lo tanto, no fue una sorpresa que cuando el AKP llegó al poder por primera vez en 2002, el culto a la personalidad erigido alrededor de Atatürk comenzó a resquebrajarse. Entre estas grietas había un floreciente debate sobre el tema tabú del genocidio armenio. Turquía niega que más de un millón de armenios otomanos murieran como resultado de una política deliberada para erradicarlos cuando el imperio se derrumbaba. Más bien, según la narrativa oficial, varios cientos de miles de ellos murieron como resultado del hambre y la enfermedad, ya que fueron reubicados por la fuerza en el desierto sirio en medio de la guerra en 1915.

El muro de silencio alrededor de la sangrienta represión de las rebeliones kurdas, el internamiento de judíos en campos de trabajo en la década de 1940 y los pogromos contra los griegos comenzaron a derrumbarse. El papel de Atatürk fue objeto de escrutinio cuando Erdogan impulsó una vertiginosa serie de reformas destinadas a asegurar la membresía de Turquía en la Unión Europea. Los críticos dicen que el verdadero objetivo de Erdogan era desacreditar al ejército turco y concentrar el poder en sus propias manos. Erdogan ha tenido éxito en gran medida. Pero Atatürk sigue siendo tan fuerte como siempre.

«El mayor cumplido a su legado es que el presidente Erdogan, el líder turco más poderoso desde Atatürk e ideológicamente 180 grados opuesto, ha tenido que tolerar y explotar la eterna adoración pública de ‘Atatürk’, literalmente ‘padre de los turcos’», observó Jeffrey.

Jeffrey estaba aludiendo a la apropiación selectiva de Erdogan de la ideología kemalista para justificar su inclinación cada vez más autocrática, pero también para aplacar a los militares. Insultar a Atatürk es un delito punible con hasta tres años de prisión. Fatih Tezcan, un periodista islamista y fanático acérrimo de Erdogan, se encuentra entre los que están tras las rejas por cometer ese delito.

Un legado mixto

Taner Akcam es el historiador turco más prominente que afirma que los otomanos perpetraron un genocidio contra los armenios, como es ampliamente aceptado por numerosos gobiernos, organismos internacionales y académicos de todo el mundo.

Akcam afirma que Atatürk fue directamente responsable de las sucesivas masacres de kurdos, alevíes y griegos durante los primeros días de la República. Atatürk no estuvo, sin embargo, involucrado en el genocidio armenio, sostiene Akcam.

«Mustafa Kemal [Atatürk] no solo no tuvo un vínculo directo con el genocidio, sino que también hizo numerosos comentarios condenándolo», dijo Akcam a Al-Monitor. Etiquetó a los Jóvenes Turcos que planearon el derramamiento de sangre como «asesinos» y argumentó que procesarlos por sus crímenes era una necesidad política y legal. En entrevistas que dio a Los Angeles Examiner en 1926 y 1927, Atatürk «denunció abiertamente las masacres infligidas a los cristianos durante los años de guerra», dijo Akcam. Sin embargo, regaló propiedades armenias a las familias de los Jóvenes Turcos e impidió que los armenios y griegos otomanos desplazados por la guerra regresaran a Turquía mientras «expulsaba sistemáticamente a los armenios dentro del país», agregó Akcam.

Khatchig Mouradian, profesor de la Universidad de Columbia que ha escrito extensamente sobre el genocidio, dijo: «Atatürk puede no haber sido un perpetrador del genocidio, pero puso en marcha una visión, políticas y prácticas que consolidaron sus logros y se nutren de él hasta el día de hoy».

«Un retrato de Atatürk que ignora este legado no es menos descarado que abrazar a los padres fundadores de Estados Unidos sin lidiar con la esclavitud y el genocidio de los nativos americanos», dijo Mouradian a Al-Monitor.

«Si un documental abordara todas estas dimensiones de una manera equilibrada, por supuesto que sería bueno», concluyó Akcam.

Tomado de orientemedio.news

Visitas: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email