EEUU y Rusia miden sus fuerzas en el Mar Negro y se arriesgan a un error de cálculo sin retorno/ Ver- Estados Unidos-China. “¿Es inminente una invasión china de Taiwán?”

El incidente entre dos aviones de combate rusos y un dron espía estadounidense, que resultó derribado sobre el Mar Negro, muestra el alto riesgo de que produzca un choque directo, buscado o no, entre Moscú y Occidente en la guerra de Ucrania.

 

Barcos que cargan granos ucranianos esperan la inspección negociada por las Naciones Unidas y Turquía en el Mar Negro
Barcos que cargan granos ucranianos esperan la inspección negociada por las Naciones Unidas y Turquía en el Mar Negro.  Yoruk Isik / REUTERS

JUAN ANTONIO SANZ*

El conflicto ucraniano se está alargando y cada día que pasa se cruzan nuevas líneas rojas. Al tiempo que crece la involucración de los aliados occidentales de Kíev en la guerra, Rusia recurre también a provocaciones directas contra quienes el Kremlin considera ya como participantes “por delegación” en la contienda.

El derribo de un dron de vigilancia estadounidense interceptado por una patrulla de cazas rusos sobre el Mar Negro marca un nuevo pico de tensión entre Rusia y Occidente, que, por el momento, la diplomacia bilateral ha podido atemperar. Sin embargo, este percance ha recordado en Estados Unidos la creciente participación de su país en una guerra que es rechazada por un buen número de sus políticos.

La Administración deJoe Bidenha protestado por el incidente, pero ha evitado calificarlo como un acto de guerra o incluso una acción “ilegal”, pues la zona en la que ocurrió es colindante a un escenario bélico y el dron estadounidense no estaba precisamente recolectando información meteorológica. La inteligencia reunida por este tipo de drones aliados va directamente al cuartel general de las fuerzas ucranianas, con información militar no solo del territorio en guerra sino de la misma Rusia.

Según la información estadounidense, dos cazas rusos Su-27 interceptaron un dron estadounidense Reaper MQ-9 sobre el Mar Negro. El dron se precipitó al mar tras el impacto, en aguas internacionales. El Mando Europeo de Estados Unidos (USEUCOM, por sus siglas en inglés) indicó que los cazas vertieron combustible sobre el dron y volaron delante del aparato. Según esa información, uno de los aviones rusos golpeó una hélice del MQ-9, que perdió el control. Fue entonces cuando las fuerzas estadounidenses tuvieron que derribar el dron en aguas internacionales, según informó el USEUCOM.

Los aviones de combate no llegaron a tocar al dron, según Rusia

En cambio, según el Ministerio de Defensa ruso, los aviones de combate no llegaron a tocar al dron, que perdió el control tras una serie de maniobras bruscas e impactó contra la superficie marina. Los rusos indicaron que el dron estaba cerca de Crimea y que se dirigía a los territorios anexionados ilegalmente por Rusia tras su invasión de Ucrania.

El incidente fue abordado este miércoles por el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, en una llamada telefónica realizada por el responsable estadounidense. Austin declaró a la prensa que su país “seguirá volando y operando allí donde lo permita la ley internacional”.

________________________________________________________________

El portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, calificó la acción rusa como “insegura” y “poco profesional”. Washington subrayó la “torpeza” con la que la aviación rusa había manejado el suceso, en una protesta muy parecida a la que hizo recientemente Pekín cuando un caza de Estados Unidos derribó un globo de vigilancia chino sobre aguas territoriales estadounidenses y después de haber recorrido y fotografiado medio país.

Es la primera colisión entre dos aeronaves de Rusia y EEUU en esta guerra

El lance del dron estadounidense, el primer “choque” entre aeronaves de EEUU y Rusia desde que comenzó la guerra hace poco más de un año, ha evidenciado el grave riesgo que este conflicto plantea cada día. Rusia es la responsable directa de la contienda, tras su invasión injustificada de Ucrania, pero EE.UU. y sus aliados en la OTAN y la Unión Europea, están cada vez más implicados con armas, dinero y con el suministro de inteligencia clave sobre las posiciones rusas al ejército ucraniano.

Tal y como explicó Kirby, ya han ocurrido incidentes similares, pero nunca antes se había producido el acoso que llevara al derribo de una nave estadounidense. El informe del USEUCOM subrayaba al respecto que “hay un patrón de acciones peligrosas” que siguen los pilotos rusos cuando se acercan a aparatos aéreos estadounidenses en la zona del Mar Negro y en otras áreas del espacio aéreo internacional.

________________________________________________________________

Según Kirby, Estados Unidos ya ha dado los pasos necesarios para evitar que los restos del dron caigan en las manos equivocadas. Al respecto, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, no ha tenido ningún reparo para asegurar que las fuerzas navales rusas tratarán de recobrar los restos del dron derribado, una codiciada presa para la Marina rusa, no solo por los datos de inteligencia que pueden tener grabados los sensores del dispositivo, sino sobre todo por la tecnología que puede ser analizada por sus ingenieros militares.

Este modelo de dron Reaper tiene una autonomía de 1.770 kilómetros y puede alcanzar los 15.000 metros de altura. Además de sus labores de espionaje, puede ser armado con misiles Hellfire y bombas guiadas por láser.

Para Rusia, el dron prueba la participación directa de EEUU

 

Pátrushev ha calificado el incidente del dron como una acción “hostil” y una prueba más de que EEUU está implicado de forma directa en la lucha entre Rusia y Ucrania. Este halcón del Kremlin ha advertido contra posibles nuevas “provocaciones” por parte de Estados Unidos y destacó que su país seguirá empeñado en defender su independencia y soberanía.

En cambio, el Gobierno ucraniano ha acusado a Rusia de provocar este incidente con el objetivo de “expandir el conflicto” y “elevar las apuestas” entre las partes implicadas en esta crisis, tal y como ha destacado el secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, Oleksiy Danílov.

“Esta es mi mayor preocupación, tanto allí como en el Pacífico: que un piloto ruso o chino, o quizá el capitán de un barco se acerquen demasiado, no se den cuenta de dónde están y provoquen un choque”, ha afirmado al respecto el comandante del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, general David Berger.

El dron refuerza a los críticos estadounidenses a la guerra

El incidente del dron interceptado por la patrulla aérea rusa se produce en un delicado momento de la política estadounidense, cuando crecen las dudas sobre la ayuda multimillonaria que Washington está prestando a Ucrania en su resistencia contra la invasión rusa.

El gobernador de Florida y político republicano, Ron DeSantis, había desatado esta semana la polémica al afirmar que, aunque Estados Unidos tiene muchos intereses nacionales vitales, “enredarse aún más en una disputa territorial entre Ucrania y Rusia no es uno de ellos”.

DeSantis, quien podría postularse para las elecciones presidenciales de 2024 en Estados Unidos, ha sido criticado por otros miembros de su propio partido por equiparar la guerra de Ucrania con un litigio entre países con fronteras comunes.

DeSantis ha rechazado el “cheque en blanco” con el que Estados Unidos está financiando la guerra de Ucrania

“No podemos priorizar la intervención en una guerra extranjera que se está intensificando por delante de la defensa de nuestro propio país, especialmente cuando decenas de miles de estadounidenses mueren cada año a causa de los narcóticos que pasan de contrabando a través de nuestra frontera abierta, y cuando nuestros arsenales de armas críticas para nuestra propia seguridad se están agotando rápidamente”, ha afirmado DeSantis en referencia a la asistencia militar estadounidense a Ucrania.

DeSantis ha rechazado el “cheque en blanco” con el que Estados Unidos está financiando la guerra de Ucrania, “sin unos objetivos definidos ni rendición de cuentas”, y “distrayendo la atención de los desafíos más apremiantes” de EEUU.

El gobernador de Florida se alinea así con la posición sobre la guerra de Ucrania del expresidente estadounidense Donald Trump, quien aparece la figura más fuerte en las primarias que el Partido Republicano celebre en 2024 para elegir a su representante en las elecciones presidenciales de ese mismo año. Ambos líderes encabezan las encuestas en su partido sobre el apoyo popular de cara a esas primarias.

Por el contrario, otros candidatos que tomarán parte en esa carrera para designar el candidato republicado, como la ex embajadora estadunidense en la ONU Nikki Haley, o el ex vicepresidente Mike Pence, que podría también acudir a las primarias, han mostrado su apoyo sin ambages a la causa ucraniana y han criticado la postura de Trump y de esos otros republicanos que rechazan el enorme esfuerzo económico que está haciendo su país a favor de Ucrania y contra Rusia.

En opinión del ex presidente Trump, la guerra de Ucrania “es mucho más importante para Europa que para Estados Unidos” y por tanto debería aportar al menos tanto dinero como el monto que ha entregado Washington, cifrado en más de 30.000 millones de euros en asistencia militar desde que comenzó el conflicto.

*Juan Antonio Sanz López: Periodista y Analista de Información Internacional. Diario Público. Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado. Madrid, Comunidad …

Fuente: Público.es

_______________________________________________________________

Estados Unidos-China. “¿Es inminente una invasión china de Taiwán?”

por Michael Clare

¿Está China realmente a punto de invadir la isla de Taiwán, como parecen creer tantos altos funcionarios estadounidenses? Si la respuesta es “sí” y Estados Unidos apoya a Taiwán –como ha jurado el presidente Biden–, podríamos encontrarnos en un conflicto de grandes potencias, incluso nuclear, en un futuro no muy lejano. Incluso si se limitara a Asia y se luchara solo con armas convencionales, lo cual no es seguro, tal conflicto causaría daños humanos y económicos en una escala mucho mayor que la observada hoy en Ucrania.

Y si la respuesta es “no”, ¿ cuál parece al menos igual de probable? ¿No abriría eso la perspectiva dentro de los Estados Unidos de cooperar con sus amigos y aliados, así como con la propia China, para reducir las tensiones en la región y posiblemente abrir un espacio para el lanzamiento de negociaciones pacíficas entre Taiwán y el continente? Como mínimo, eliminaría la necesidad de aumentar el presupuesto del Pentágono en miles de millones de dólares al año, como ahora defienden los “halcones de China” en el Congreso.

La respuesta a esta pregunta tiene enormes implicaciones para todos nosotros. Sin embargo, los líderes políticos en Washington ni siquiera lo discuten. Por el contrario, parecen competir entre sí para concretar el año en que se producirá la supuesta invasión china y en que estallará la guerra entre nuestros dos países.

2035, 2027 o 2025?

 

Nota (1r) Siga leyendo en enlace de A L´encontre:

 

 

Etats-Unis-Chine. «Une invasion chinoise de Taïwan est-elle imminente?»

 

 

Visitas: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email