Venezuela- PETRÓLEO: Chevron asumirá control de planta de mejoramiento de Petropiar en Anzoátegui/ Ver- Chevron, Sanciones, Licencias y Geopolítica/ Nuevo convenio con Chevron/ El Gobierno de Maduro sí recibiría dólares de ventas de crudo de Chevron, según el economista Francisco Rodríguez

Sinovensa, operado por PDVSA y la CNPC de China, también reanudó operaciones

Según Bloomberg: Chevron asumirá control de planta de mejoramiento de Petropiar en Anzoátegui

 

 

Chevron tomará el control operativo de una planta en Venezuela esta semana

Chevron Corp. asumiría formalmente el control operativo de una instalación clave de procesamiento de petróleo en Venezuela esta semana durante una visita conjunta al sitio por parte de representantes de la compañía y del gobierno Nacional.

El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y el jefe de operaciones de Chevron en el país, Javier La Rosa, tenían previsto visitar el mejorador Petropiar en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, cerca de Barcelona.

Chevron asumirá el control operativo después de la inspección, dijo la persona, que pidió permanecer en el anonimato porque el anuncio no se ha hecho de forma oficial, reseña Bloomberg.

Chevron utilizará la instalación para procesar crudo similar al alquitrán de los campos de Venezuela que se enviará a las refinerías estadounidenses en el golfo de México en virtud de una exención de sanciones otorgada por el Departamento del Tesoro de EEUU el mes pasado. Se prevé que el primer envío de 1 millón de barriles se realice a finales de este mes.

En virtud de la licencia y una serie de contratos que Chevron firmó con el Ejecutivo venezolano, la perforadora con sede en California retomará el control de las operaciones, el financiamiento y la comercialización en empresas conjuntas con la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA. Chevron, la última gran empresa internacional que aún opera en Venezuela, tiene la capacidad de aumentar la producción de las empresas conjuntas a unos 200.000 barriles por día en un año, desde un mínimo de alrededor de 50.000 barriles.

Venezuela exportó 619.300 barriles por día (bpd) de crudo y combustibles en noviembre, en medio de la reanudación de los envíos a Europa y el reinicio de plantas de procesamiento de petróleo, lo que elevó las ventas en un 16% con respecto a octubre, según documentos y datos de Refinitiv Eikon.

Las exportaciones del país miembro de la OPEP promedian en lo que va de año unos 620.000 bpd, ligeramente por debajo de 2021, pero se espera que aumenten en los próximos meses tras la entrega de una licencia de Estados Unidos a Chevron Corp como parte de una estrategia de relajación de las sanciones a Venezuela.

Las exportaciones también se beneficiaron del reinicio de uno de los mejoradores de crudo de la Faja del Orinoco, el del proyecto Petropiar de PDVSA y Chevron.

El proyecto vecino Petrolera Sinovensa, operado por PDVSA y la CNPC de China, también reanudó operaciones de mezcla de crudo. Ambos habían sufrido mal funcionamientos y falta de diluyentes para operar.

Tomado de Aporrea.org
______________________________________________________________________

Por: Carlos Mendoza Pottellá*

El revuelo ocasionado por el otorgamiento de la Licencia N° 41 de la OFAC a Chevron para extraer petróleo venezolano y enviarlo a los Estados Unidos es una muestra dramática  del estado crítico, de desmoronamiento político y moral, en el cual se encuentra nuestra Nación.

Ante una orden imperial, al estilo pax romana de hace más de 20 siglos, muy clara en cuanto a sus disposiciones, de permitir a esa corporación el desarrollo de sus actividades en Venezuela con la condición de enviar todo lo producido a los Estados Unidos y no pagar impuestos, regalías o dividendos, extendiendo extraterritorialmente las competencias legales del gobierno norteamericano, se ha desatado en el país un debate “aclaratorio de lo que se esconde” tras dicha Licencia y lo que ella significaría como el inicio de un proceso de aflojamiento de la dureza de las sanciones.

Para suavizar el  carácter ilegal e inconstitucional de la misma, algunos expertos han deslizado sesudos textos con una interpretación alambicada, que no aparece en el texto aprobado por la OFAC: La prohibición de pagar se refiere a la Corporación Chevron en los Estados Unidos y no a las empresas mixtas donde ella es socia minoritaria y, por ende, sin posibilidad de impedir el pago de esos tributos por éstas.

Algunos, más realistas, opinan que lo que se ofrece es un descuento de las deudas del país con Chevron y que las operaciones de la Corporación tendrán un impacto limitado en la oferta global:

La propia Chevron afirma que no tiene previsto aumentar la producción petrolera en Venezuela.

Sin embargo, el debate político subsecuente y la proliferación de hipótesis optimistas sobre la apertura de nuevas posibilidades de colocación de petróleo venezolano en los mercados internacionales conforman un panorama del estado de desesperación en el cual se encuentra todo el espectro político nacional, asfixiado por las sanciones norteamericanas.

El país entero parece sentirse como George Floyd, con la rodilla del policía de Minneapolis en su cuello. La licencia de la OFAC es una bocanada de aire que debe ser agradecida con generosas contraprestaciones, en tanto que es el precedente de una posibilidad de vida, de un aflojamiento generalizado de dichas sanciones y de vuelta al festín petrolero y rentista.

Surgen así múltiples escenarios en los cuales se relegan las posiciones nacionalistas y de defensa de la soberanía nacional sobre sus recursos. Posiciones que aparecen ahora como discursos desfasados, pre-modernos, incluso cavernícolas. Los nuevos tiempos ameritan una nueva apertura.

Algunos descubren ahora una realidad centenaria, la importancia geopolítica de la industria petrolera venezolana, puesta de bulto nuevamente por efecto de la guerra ruso-ucraniana.

Pero a diferencia de otros tiempos, esa relevancia es puesta a la orden del mejor postor, sin hacer mucho énfasis en las condiciones que garanticen el legítimo interés nacional. Intereses cuya defensa marcó épocas completas de nuestra historia, aún desde los tiempos de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez.

Por el contrario, ahora vuelven a renacer los ruinosos proyectos expansivos que determinaron el curso declinante de la industria petrolera venezolana antes de las sanciones norteamericanas y que, ahora sí, nos llevarán, a concretar los sueños de las cuatro décadas pasadas, de alcanzar producciones de 4 a 6 millones de barriles diarios, extraídos de las “mayores reservas petroleras del mundo”.

Por ello mismo, y aunque estoy seguro de que parecerá fastidioso rintintín para quienes las han leído antes,   aprovecho para recordar mis reiteradas denuncias y condenas a esas metas de “pajaritos preñados”, factores determinantes del despilfarro de ingentes recursos que hubieron podido ser aplicados a la construcción de una Venezuela alternativa.

Para ello, remito a mi blog, https://petroleovenezolano.blogspot.com, en el cual aparecen esos trabajos de los cuales extraigo los gráficos y tablas que inserto de seguidas, a manera de revulsivo.

 

Todo lo anterior no comporta el desconocimiento de que las realidades geopolíticas contemporáneas abren nuevas posibilidades para la restitución de los vulnerados derechos soberanos de Venezuela para la determinación de su destino, sino un llamado a asumir esas oportunidades con renovada firmeza. Nada tiene que agradecer el país a quienes lo han martirizado y mucho menos pasar por las horcas caudinas impuestas por los mismos.

cmp/4/12/22

 

 

Nota: Ver información con  los contenidos de 2 gráficos, ir al enlace que sigue…

[PETRÓLEO] Chevron, Sanciones, Licencias y Geopolítica

 

 

 

_____________________________________________________________________

 

Nuevo convenio con Chevron

🛢Enmarcado en el diálogo en México, así como en la Licencia General número 41 de Venezuela (GL), otorgada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU., se firmó este 2 de diciembre el contrato para la reactivación de las actividades de Chevron en Venezuela. https://bit.ly/3XUdboq

📑 El ministro de petróleo Tareck El Aissami insistió que los contratos “están enmarcados en la constitución y las leyes que rigen la actividad petrolera en nuestro país”. Sin embargo, el contrato hasta la fecha no se ha hecho público, lo cual hace imposible aclarar las dudas sobre las responsabilidades fiscales de Chevron en Venezuela, desatadas por las condiciones de la Licencia 41.

📓 Desde Tatuytv nos preguntamos ¿Cuál es el origen de los 3000 millones liberados por los convenios de México? ¿Dónde se encuentran los 24-30 mil millones de dólares que siguen secuestrados? ¿Cuáles serán las características del nuevo contrato con Chevron?

Nota: Información tomada de: ECONOMÍA] 🌎Durante la última semana el presidente Nicolás Maduro ofreció un balance sobre los recientes acuerdos firmados en México entre la delegación del Gobierno de Venezuela y la Plataforma Unitaria de Venezuela (PUV). En esa rueda de prensa ofreció importantes detalles sobre el impacto económico de los mismos. Acá lo resumimos.

 

Fuente: TatuyTv

______________________________________________________________________

El Gobierno de Maduro sí recibiría dólares de ventas de crudo de Chevron, según el economista Francisco Rodríguez

 

 

Francisco Rodríguez, uno de los economistas más influyentes, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro sí percibirá un porcentaje de las ventas de crudo de Chevron.

Radicado en Estados Unidos y dedicado a escribir artículos sobre economía mientras se dedica simultáneamente a ejercer como profesor universitario, Rodríguez aseguró que el gobierno de Maduro recibirá 83% de las ventas de Chevron, pero no son netas.

“Argumentamos que las declaraciones que afirman que la administración de Maduro no recibirá ingresos de las ventas de petróleo permitidas por la Licencia General 41 son objetivamente incorrectas o muy engañosas”, aseguró Francisco Rodríguez.

Según Rodríguez, el gobierno de Venezuela recibirá “el 83% de todas las ventas, con la diferencia de que está aplicando gran parte de esos ingresos a reducir sus pasivos en lugar de aumentar sus activos”.

También aclaró que de los 167 barriles, el gobierno venezolano empezó a usar 67 para empezar a pagar la deuda contraída con Chevron por el levantamiento de su licencia por parte de Hugo Chávez. No obstante, el flujo de caja es “positivo”, aseveró Rodríguez.

Lo que quiere decir que el gobierno venezolano todavía se queda con una ganancia importante (27% libre) porque la producción de crudo aumenta de 83 a 100 pese a que usa los 67 restantes barriles para pagar deudas, según Rodríguez. De allí en adelante, el Estado venezolano tiene la libertad de disponer estos barriles según sus propias decisiones.

Además reseña: “La razón, una vez más, es que si Maduro acepta que todos los ingresos de las ventas en EE.UU. se utilicen para reducir su deuda con Chevron, adquiere el derecho de utilizar todos los ingresos de las ventas fuera ese país para pagar mayores regalías e impuestos”.

Las empresas mixtas son claves para Maduro

Rodríguez también explicó que sin importar si Chevron transfiere a Venezuela o no sus ingresos de las ventas en EE.UU., no impide que el gobierno venezolano reciba más ingresos como resultado del acuerdo.

Esto sería posible porque Pdvsa y sus filiales pueden vender libremente el crudo que extraiga Chevron porque la empresa estadounidense no tiene control absoluto pues es socio minoritario. Este sería el caso de Petropiar, Petroboscan, Petroindependiente y Petroindependencia.

Lo que quiere decir que para Maduro no tocar los fondos producidos en Estados Unidos no es un problema porque la reactivación Chevron también permite un auge de producción de crudo a través de sus filiales bajo el control casi absoluto del gobierno.

Diosdado Cabello: “Chevron nos debe”

Según Diosdado Cabello, Venezuela no tiene deudas con Chevron.

“Chevron nos debe a nosotros porque ellos se fueron de Venezuela. Los que se fueron de Venezuela perjudicaron a nuestro país”, dijo en su análisis.

Argumentó que con la salida repentina de Chevron, Venezuela dejó de cumplir contratos de suministros con varias naciones, lo que trajo como consecuencia que el país incumpliera contratos.

“Si ellos vienen aquí, tienen que pagar lo que nos deben”, reafirmó Cabello. También ratificó que en Venezuela “hay todo el petróleo que quieran, pero deben pagar el precio justo”.

 

Visitas: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email