Indigencia en el granero del mundo

Por Marcelo Valko.

Cuando yo era chico, nadie buscaba comida en la basura. Quizás algún linyera (hombre de la bolsa) pero ni siquiera. Tras la destrucción y achicamiento económico causado por la Dictadura desaparecedora de personas y luego en los `90 con el gobierno de Menem y sus privatizaciones momento en el que el país vivió una irrealidad donde un peso argentino equivalía a un dólar la situación empeoró aún más y comenzó a ser habitual ver deambulando por las calles a familias enteras “cartoneando”, buscando cartones y demás en la basura para vender a los recicladores. Cuando era chico me enseñaron en el colegio que Argentina era el granero del mundo, que somos el país del trigo y las vaquitas. Era común que al mediodía, de las obras en construcción se escapara el aroma del asado que se preparaban los albañiles, una comida típica accesible para todo el mundo. Hoy eso ya es pasado.

En cambio forma parte del paisaje urbano ver a familias enteras buscando restos de comida en la basura que descartan otras familias. Acaban de publicarse los indicadores económicos actualizados a enero 2024: el 57,4% de país es pobre, traduciendo a número de personas: 27 millones son pobres y de ellos 7 millones directamente son indigentes. Quizás convenga no maquillar esos dos indicadores: pobres son aquellos a quienes sus ingresos solo le alcanzan para comer y nada más, indigentes son quienes su ingreso no les alcanza ni siquiera para comer. Es decir, la mitad del país está excluido y la otra mitad observa el apocalipsis económico con espanto y muchos sienten que no hay salvación. Reitero: Argentina antes no era así…. Es cierto que semejantes indicadores del naufragio no son obra de estos tres meses de Milei, lo que sí es verdad, es que en estos tres meses toda la debacle económica se ha profundizado casi en caída libre.

El actual presidente Milei asegura que a comienzos del siglo XX gracias a los gobiernos del general Julio Roca Argentina se situaba en el primer puesto de la economía mundial. Cabe preguntarse: ¿El podio lo ocupaba el país o un pequeño grupo? En aquel entonces cuando el ganado engordaba solito y el trigo brillaba al sol se origina el dicho: “tiene la vaca atada” debido a los viajes a Europa de Nicolás Anchorena llevando su propia aberdeen-angus amarrada en el barco ya que bebía únicamente esa leche. Sin ninguna duda esa oligarquía del campo que chorreaba supuesta alcurnia, toda “gente de bien”estaba en elprimer mundo como señala Milei, en cambio a los obreros que en Buenos Aires o Rosario luchaban por reducir la jornada laboral de 14 horas les aplicaban la Ley de Residencia si era extranjero para expulsarlo o la Ley de Defensa Social a los criollos para encarcelarlo. En peor situación estaban los indígenas que buscaban romper la invisibilidad y dejar de ser siervos de la gleba. De hecho Juan Bialet Massé en su Informe de 1904 sobre “las clases obreras” señala que los indios “están mucho peor que los obreros, a la par de los animales de tiro”. Es decir el 99% del país no tenía la vaca atada ni estaba en el primer mundo…

Poco días antes de conocerse los datos económicos que sinteticé más arriba, Milei se entrevistó con el Papa Francisco. Vale recordar a los lectores que “al imbécil ese que está en Roma y usurpa la casa de Dios” lo acusó de “impulsar el comunismo” asegurando “que te va a sacar tus hijos y es el representante del maligno en la tierra”. De la noche a la mañana, Francisco se convirtió en “Su Santidad” y no dudó en calificarlo como “el argentino más importante de la historia” y se deshizo en sonrisas y abrazos. Bien, no solo se trata de un acomodamiento político sino una demostración de inestabilidad. Estamos viendo poca tolerancia a la frustración cuando las cosas no salen como las imagina y se advirtió cuando fracasó su mega proyectode ley en el Congreso. De un momento para otro su megaley para la Nueva Argentina donde su aprobación era cosa de vida o muerte, tras ser rechazado aseguró lo más campante que enviarlo al Congreso había sido una estrategia para descubrir “traidores”. Invito a los lectores que deseen ahondar a releer en este mismo medio una nota anterior que titulé “La democracia de Conan el bárbaro”. En fin, nuevos desaguisados nos deparan los días venideros. http://marcelovalko.com Es lento, pero viene…

Tomado de tramas.ar

Visitas: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email