Tama Kallsen: “Las luchas tendrán que estar a la altura de la radicalidad de las medidas que este Gobierno está tomando”

Tras la llegada en Argentina del gobierno de extrema derecha de Milei, el movimiento social inició a fortalecer las luchas para defender derechos y profundizar las reivindicaciones populares. Colombia Informa entrevistó a Tama Kallsen, vocera de la histórica organización social del Frente Popular Darío Santillan.

Colombia Informa: ¿Cómo analizan las luchas contra el gobierno de Milei? ¿Qué tan radicales serán?

Tama Kallsen: Creemos que hubo un reflejo rápido del movimiento popular, desde el 20 de diciembre, movilizando en las calles contra la criminalización de la protesta.

Se dieron desde ese momento múltiples acciones en la calle, muchas espontáneas de vecinos y vecinas en las plazas y puntos céntricos de todos los pueblos, municipios y provincias alarmados con los anuncios que comenzó a vociferar este nuevo gobierno.

Milei empezó a visibilizar sus estrategias para avasallar nuestros derechos en relación con lo laboral, habitacional, al exterminio de los bienes comunes, de nuestras tierras, de la cultura, el encarecimiento desmedido de productos de necesidad básica, entre otros muchos que se incluyeron en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y la Ley Ómnibus.

Creemos que las luchas tendrán que estar a la altura de la radicalidad de las medidas que este Gobierno está tomando, que viene a plantear reformas en el Estado para un vaciamiento total, acercando lo peor de los 90 con las privatizaciones, con el desfinanciamiento, y la violencia del macrismo que atacó con mucha cizaña la movilización popular, dándole rienda suelta a las fuerzas represivas del Estado habilitando el gatillo fácil, el uso de la fuerza, reprimiendo movilizaciones masivas como las que se dieron en el Congreso ante la reforma previsional.

Pensamos que es indispensable que nuestras luchas defensivas sean el andamio sobre el que paremos una ofensiva que instale la necesidad de las reformas estructurales que nuestro país sí necesita, que lejos de resolverse como propone la ultraderecha, propongan una nueva estructura económica en favor de las grandes mayorías.

CI: Desde el movimiento social y popular de Argentina, ¿qué autocríticas hacen, teniendo en cuenta el ascenso de un gobierno de extrema derecha? ¿Hacia dónde deben apuntar las luchas populares para profundizarse?

Tama Kallsen: El Movimiento Popular en los últimos años ha crecido en lo que se refiere a las construcciones territoriales, garantizando las condiciones de vida de nuestro pueblo y sugiere otras formas posibles de construir la vida que queremos.

Sin embargo, ha quedado vacante la construcción de una alternativa política que convenza a las mayorías de nuestro pueblo, muy cansado de vivir en condiciones de precariedad, donde los sueldos no alcanzan, donde no hay respuestas por parte de quienes gobiernan, a las necesidades que se plantean.

Desde hace años venimos en un desmejoramiento en la calidad de vida, sin acceder a las condiciones materiales mínimas para que nuestra existencia no sea un mero sobrevivir.

La pobreza ha crecido, la inflación le ha pisado la cabeza a nuestro pueblo y en ese contexto de desesperanza, la ultraderecha se ha posicionado como un actor posible, rápidamente, una alternativa hacia un presente desahuciado. Lugar vacante que el progresismo y las izquierdas hemos dejado, y que en la proyección de poder recuperar en algún momento la posibilidad de que nos gobierne el proyecto de una vida digna con derechos realmente garantizados, las mezquindades deberán ser dejadas de lado, y será necesario construir con unidad para aglomerar nuevamente a nuestro pueblo.

Tama Kallsen del Frente Popular Darío Santillan

CI: ¿Qué creen que va a pasar con el gobierno Milei y la derecha argentina en los próximos años?

Tama Kallsen: Creemos que este Gobierno ha asumido con niveles de improvisación muy altos, queriendo plantear en semanas reformas estructurales que en la historia de nuestra democracia no han sucedido. Vemos cómo empieza a resquebrajarse su legitimidad sin caer en falsos optimismos.

Dependerá de los niveles de organización popular el lograr impugnar la salida hiperindividualista y de profundización de la desigualdad que proponen.

En cuanto hagamos caer ese relato de que un mercado libre y desregulado, y un Estado vaciado serán la salvación a la economía de nuestro país, nuestras izquierdas tendrán una oportunidad histórica.

El proyecto de la derecha está bien claro: Aumentar exponencialmente el margen de ganancia del gran capital a costa de la hiperprecarización de nuestras existencias. Es urgente que las izquierdas construyamos y empecemos a convidar nuestro proyecto.

CI: Las luchas feministas en Argentina son un referente para América Latina ¿Cuáles van a ser las principales luchas y consignas en el actual gobierno de extrema derecha?

Tama Kallsen: Los derechos que los feminismos hemos conquistado en Argentina se ven amenazados con el posicionamiento patriarcal y antiderechos de este Gobierno.

En primera instancia, defender lo conquistado, exigir la permanencia e implementación real de lo que se ha conseguido instalar y legalizar, que busca garantizar el acceso a una vida con más derechos, que proteja la salud integral, la identidad, el trabajo, la educación de mujeres cis y trans, varones trans, bisexuales, no binaries, lesbianes, intersex.

El cupo laboral trans, la Ley de interrupción voluntaria del embarazo, la educación sexual integral, la Ley de identidad de género, el acceso a información sobre salud sexual, métodos anticonceptivos, tratamientos gratuitos por infecciones de transmisión sexual son leyes que garantizan los derechos de todas las personas. Pero que, en particular, benefician la vida de quienes históricamente han enfrentado la vulneración, negación y acceso a derechos.

Acabar con estas leyes, como pretende Milei, pone en jaque la calidad de vida de manera integral y determinante, achicando el promedio de vida de las personas de identidades disidentes a la heterocisnorma.

A esto se suma el aumento de los ataques de odio contra las personas LGTTBIQNB+, y contra quienes visualizan de manera negativa por garantizar derechos en el marco de la Educación Sexual Integral y apoyan la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Lo anterior, propone a la vez un cambio de estrategia e invita a abrir el debate sobre la autodefensa y su puesta en práctica, que tome centralidad en los debates sobre cómo resistir y existir bajo estas políticas de odio y destrucción.

Tomado de colombiainforma.info

Visitas: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email