Colombia: continúa asesinato de firmantes de paz

El nuevo año empezó con el asesinato de firmantes de paz. A estos crímenes se suman el asesinato de líderes sociales, masacres y desplazamiento señalado en el reciente informe de Indepaz.

El pasado 1 de enero de 2024 fue asesinado Giovanny Chávez Vega, en el municipio de Sucre, departamento del Cauca. Es el primer firmante de paz asesinado en 2024.

Chávez era firmante del proceso de paz con las FARC en 2016. En la actualidad continuaba su proceso de reincorporación en El Bordo, Cauca.

Aunque en 2022 la Corte Constitucional declaró el estado de cosas inconstitucional debido a la crisis de seguridad que enfrentan los firmantes de paz, debido a la persecución y asesinatos que enfrentan, estos siguen siendo asesinados sin que el Estado colombiano garantice su seguridad.

El pasado 31 de diciembre, fue asesinado el firmante de paz Favian José Chamorro Zabala en Chalán, Sucre. Favian José Vera se encontraba acreditado desde el 8 de mayo de 2017 por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Indepaz confirmó que en 2023 fueron asesinados 45 exguerrilleros que firmaron el acuerdo de paz entre el Estado colombiano y las desaparecidas FARC. Desde 2016 han sido asesinados 408 firmantes de paz.

Los departamentos más afectados por estos crímenes en 2023 son Cauca, Meta y Huila.

Cifras alarmantes de Indepaz

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) en su informe, señaló que entre el 1 de enero y el 28 de diciembre de 2023 fueron asesinadas 188 personas que ejercían algún tipo de liderazgo o defensa de derechos humanos en Colombia. En 2022 fueron asesinados 187 personas que ejercían algún liderazgo social.

Indepaz afirmó en su informe anual que los departamentos de Cauca, Antioquia, Nariño y Valle del Cauca son las regiones más peligrosas para quienes ejercen liderazgos. Estas regiones ocupan el 55% de afectación total para la labor de los liderazgos sociales.

En 2023 en el departamento del Cauca hubo 38 asesinatos de líderes y lideresas sociales, 22 en Antioquia, 17 en Nariño y 16 en el Valle del Cauca.

Según el informe, aunque siguen siendo los hombres los mayormente asesinados, las mujeres componen el 12% de los hechos. Esta cifra es importante teniendo en cuenta que el liderazgo femenino es más difícil de formar debido a las labores de cuidado que se le suman, al riesgo por violencias diferenciadas, a los recurrentes ataques a sus familias y a otros factores que son de tipo estructural.

Entre el 1 de enero y el 28 de diciembre de 2023 fueron cometidas 94 masacres con 303 víctimas, la misma cifra que en 2022, con una disminución en el número de víctimas, las cuales en 2022 fueron 343. Los departamentos más afectados son Valle del Cauca, Antioquia, Atlántico, Cauca y Magdalena.

De igual forma, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2023 se registraron 167.540 eventos de desplazamiento forzado en Colombia, de los cuales 115.779 se han presentado en los departamentos de Nariño, Valle del Cauca, Cauca, Antioquia, Bolívar y Norte de Santander.

Tomado de colombiainforma.info

Visitas: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email