Irán “La Casa Obrera es una de las ruedas dentadas del régimen”

Los sindicatos no tienen estatus legal en Irán. Sus miembros pueden ser destituidos, arrestados o encarcelados en cualquier momento. Una de las organizaciones reconocidas es la Casa Obrera cuyo Secretario General fue elegido Vicepresidente de la FSM (Federación Sindical Mundial) en 2022. Le hacemos algunas preguntas sobre este tema a Sara Salemi. Es una exiliada iraní y activista de SSTI (Solidaridad Socialista con los Trabajadores Iraníes) en Francia. Fue invitada al último congreso confederal de la CGT, donde su discurso fue muy aplaudido.  [ 1 ]

Dominique Lerouge: ¿Cuál es la posición del WH sobre las políticas represivas del gobierno?

Sara Salemi: No solo no lo combate, sino que es un engranaje en la rueda. Proporciona a los servicios de seguridad la información que necesitan para reprimir a los trabajadores y, en particular, a los activistas.

Su principal actividad es impedir la constitución o el funcionamiento de organizaciones sindicales independientes del Estado. También busca prevenir las huelgas.

Los trabajadores que se les oponen son amenazados con el despido. Son objeto de hostigamiento diario, persecución, encarcelamiento, violencia física, etc.

En 2005, por ejemplo, tras la reconstitución del sindicato independiente de la Autoridad de Transporte de Teherán y los Suburbios (Vahed), los hombres de la WH, por orden de su líder Alireza Mahjoub y las fuerzas de seguridad, irrumpieron en una reunión sindical, violentamente golpearon a los sindicalistas y los arrestaron.

¿Está el WH defendiendo los derechos de los empleados?

SS: Fue con el acuerdo de WH que se introdujo un contrato de trabajo ultraprecario. Esto le permite al jefe despedir al empleado en cualquier momento y sin justificación (93% de los trabajadores en Irán son contratados bajo tales “contratos”).

Durante sus seis mandatos sucesivos en el Parlamento Islámico (1996-2020), el presidente del WH, Alireza Mahjoub, estuvo a cargo del Comité de Asuntos Sociales. Este comité desempeñó un papel activo en la adopción de leyes destinadas a fortalecer los poderes de los empleadores en detrimento de los derechos de los trabajadores, la desregulación y la privatización. En 1990, Alireza Mahjoub también fue ascendido a asesor e inspector especial del entonces presidente de la República, padre del neoliberalismo al estilo iraní.

El WH propaga consignas racistas y xenófobas contra los trabajadores afganos refugiados en Irán. En la ceremonia oficial organizada por el WH el 1 de mayo de 2015 en Teherán, grandes pancartas y cientos de pancartas idénticas exigían que los empleadores despidieran a los trabajadores afganos y emplearan solo a “iraníes”.

¿Es el WH independiente del Estado y del partido de gobierno?

SS: Desde 1979, tres personas han encabezado el comité central del WH. Están estrechamente vinculados al aparato estatal de la teocracia:

Ali Rabi’i, secretario general del WH entre 1979 y 1989, se convirtió en viceministro de inteligencia y seguridad, luego jefe de inteligencia de la Guardia Revolucionaria (Sepah) en varias regiones, ministro de cooperación, trabajo y asuntos sociales (2013-2018 ) y portavoz del Gobierno (2019-2021).

Hossein Kamali, el actual secretario general del partido gobernante, también fue miembro del parlamento durante tres mandatos y fue ascendido a ministro de Trabajo y Asuntos Sociales (1989-2001).

Alireza Mahjoub ha sido Secretario General durante 33 años. También fue miembro del parlamento durante seis mandatos. Fue nombrado Consejero del Primer Ministro en 1981 y Consejero e Inspector General del Presidente de la República en 1990.

¿Cuál es la orientación internacional de Worker House?

SS : En primer lugar, sigue los pasos del Estado iraní. La WH también desempeña un papel de liderazgo en la Federación Sindical Mundial (FSM), el centro internacional anteriormente dirigido por la antigua URSS.

En mayo de 2022, al mismo tiempo que se desataba una ola masiva de represión, Alireza Mahjoub fue elegida Vicepresidenta de la FSM. Esta promoción ayuda a preservar el control del WH sobre el destino de los trabajadores en Irán. También pretende servir de garantía a la política represiva de la República Islámica de Irán, en particular hacia los trabajadores y las organizaciones independientes de las autoridades.


¿Cómo se creó la Casa Obrera?

Sus orígenes se remontan a la época monárquica. Esta institución reunía sindicatos estatales y asociaciones profesionales subordinadas al gobierno.

Durante el levantamiento revolucionario que condujo a la caída de la monarquía en febrero de 1979, surgieron los comités de huelga y otras estructuras para la autoorganización de los trabajadores. En Teherán, activistas obreros revolucionarios tomaron la sede de esta organización y la transformaron en un lugar de encuentro para activistas obreros, intelectuales y revolucionarios de izquierda.

Cuatro meses después de la proclamación de la “República Islámica de Irán”, secuaces del nuevo régimen tomaron violentamente la sede de la Casa de los Trabajadores (WH). Estos asaltantes, muy vinculados al clero, estaban supervisados ​​por los servicios de inteligencia y seguridad. La misión fundamental encomendada al WH era hacer frente a las protestas de los trabajadores e impedir la formación de sindicatos y otras organizaciones profesionales independientes, con el fin de reorganizar la explotación de la fuerza de trabajo y así consolidar el nuevo régimen.

10 julio 2023

Traducido por International Viewpoint de l’Anticapitaliste .

Tomado de internationalviewpoint.org

Visitas: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email