Carlos Carcione. Una vida al servicio del partido y la revolución

l mediodía del 4 de mayo toda la militancia del MST en el FIT-Unidad recibimos una noticia que nos congeló la sangre. Por una afección cardíaca que padecía desde hace unos años, falleció nuestro querido compañero de la Dirección Nacional Carlos Carcione, o Carlos Miranda como firmó sus artículos y notas durante mucho tiempo, o simplemente Carlitos como le decíamos afectuosamente.

Ingresó a las filas del PST en 1972 en Ramos Mejía incorporándose a la Juventud Socialista de Avanzada (PST), militando en el frente de secundarios y luego en la Universidad de Morón, siendo muy activo en la zona Oeste del partido. Fue parte de ese activismo estudiantil que abrazaba las luchas obreras y populares. El PST había logrado una importante estructuración y peso en grandes fábricas de Buenos Aires y también en la juventud. Los antiguos camaradas de la zona Oeste recuerdan a Carlos como un compañero amable y risueño, aunque otras veces pecaba de excesiva seriedad.

Bajo el gobierno de Juan Perón e Isabel Perón crecieron y se desarrollaron bandas paramilitares como la Triple A y el CNU, que atacaron al activismo clasista y a la izquierda, en particular al PST. Un entrañable amigo de Carlos, el compañero Rubén Bouza, estudiante y activista secundario de la zona Oeste, fue asesinado por la Triple A y este hecho marcó su trayectoria militancia.

Carlos dio un paso importante estructurándose en el gremio metalúrgico en 1977. Participó de las primeras huelgas obreras bajo la dictadura, integrando el comité de lucha de la Fundición San Javier en el Oeste del GBA. Al igual que muchos militantes del PST, durante la dictadura se vio obligado a cambiar varias veces su domicilio y provincia, actuando bajo el nombre de “Mario”. En 1979 milita en Tucumán, una regional particularmente golpeada por la dictadura. Carlos ayudó a reconstruir el PST durante ese tiempo. Luego se mudó a Córdoba, donde militó varios años y fue parte de la dirección regional.

Después de la crisis y ruptura del viejo MAS, Carlos fue de uno de los compañeros que se volcaron a la construcción del MST. Se instaló en Buenos Aires, tomó tareas centrales y colaboró en varias regionales. Durante varios años fue el director del periódico partidario, Alternativa Socialista. Junto a otros camaradas fue impulsor de la primera edición del libro Rastros en el Silencio, sobre la actuación y la forma en que el trotskismo enfrentó a las bandas parapoliciales de la Triple A primero y a la dictadura militar después.

Las tareas partidarias e internacionalistas encontraron a Carlitos en Venezuela, ayudando a la construcción de la organización Marea Socialista durante el proceso que se abrió con los gobiernos de Chávez y después de su muerte enfrentando el curso burocrático, totalitario y antipopular de Maduro. En Venezuela Carlos cosechó afectos y amistades, que hoy también sienten el golpe de su pérdida. En la Venezuela de Maduro, castigada por la caída del nivel de vida obrero y popular y la destrucción de la salud y la educación públicas, Carlos comenzó a sentir un deterioro de su propia salud.

Ya de regreso a Argentina, integró un tiempo Economistas de Izquierda -EDI- y colaboró en tareas de propaganda partidaria. Carlos era un estudioso de los clásicos, de Marx, Lenin, Trotsky, Moreno y con una particular dedicación a temas de economía. Desde hacía varios años, estaba al frente de la regional Rosario-Santa Fe, ayudando a la formación un nuevo equipo de conducción regional.

Carlos, al igual que todos los militantes revolucionarios, fue profundamente humano y como tal, tenía cualidades y debilidades. Con todas ellas, siempre ordenó su vida al servicio de construir el partido revolucionario y a la lucha por el socialismo. Todos los militantes del MST nos hemos sentido muy impactados y con una honda tristeza por su pérdida. Abrazamos a sus hijos Martín, militante del MST desde su temprana juventud, Lucía y Nahuel. A sus nietas Emilia, Zuleika, Luca, Morena y Joaquín, a sus compañeras de vida y de militancia y a toda su familia y amigos.

Este domingo 5/5 las compañeras y compañeros de la regional Santa Fe van a despedir a Carlos Carcione. Una delegación de la dirección nacional del partido encabezada por Alejandro Bodart y Cele Fierro, estarán presentes en esta primera despedida. En los próximos días le haremos un homenaje en Buenos Aires.

En la misma semana en que perdimos al compañero Eduardo Montenegro, y en el mismo día en que le organizamos un homenaje, esta noticia nos conmueve. Pero apretamos los puños y nos juramentamos seguir con la misma fuerza y pasión que puso Carlos en la construcción del MST y de la Liga Internacional Socialista.

Despedimos a un gran compañero, a un dirigente, a un camarada, a un amigo. Que sin dudas estará presente en cada lucha, en cada actividad del partido y la LIS, en cada uno de las y los militantes. Querido Carlos, hasta siempre; hasta el socialismo.

Comité Ejecutivo del MST

Visitas: 2

RSS
Follow by Email