ARGENTINA- “Cada balazo bien puesto en cada zurdo ha sido para todos nosotros un momento de regocijo”: Agustín Laje y el manual de lo perverso/ Ver- A la vereda, a la vereda (Imágenes sobre la represión)// DESDE ESTE MARTES Aumentos de hasta 250%: el boleto mínimo de colectivo costará $270 y el del tren $130

Patricia Bullrich ya tiene quien defienda la represión policial: el politólogo aliado de Milei festejó la violencia institucional fuera del Congreso.

Agustín Laje, politólogo aliado de Milei y referente de la juventud libertaria.
Agustín Laje, politólogo aliado de Milei y referente de la juventud libertaria.

Además de conducir una crisis económica y social cada vez más extrema, a Javier Milei le surge otro desafío: estar a la derecha de Agustín Laje, el politólogo que se convirtió en el otro gran referente de los jóvenes libertarios. Y la verdad es que es una tarea díficil para el presidente neoliberal porque Laje redobló la apuesta este domingo cuando analizó la brutal represión policial a las afueras del Congreso. “Ha sido un momento placentero de ver”, comentó.

La palabra de Laje se conoció vía redes sociales. Allí, en un vivo para Twitter, saboreó los palazos que las fuerzas de seguridad que comanda Patricia Bullrich repartieron para manifestantes y periodistas. “Celebramos a la Policía, los felicitamos. Cada balazo bien puesto en cada zurdo ha sido para todos nosotros un momento de regocijo. Cada imagen de cada zurdo lloriqueando por el gas pimienta en su cara ha sido para nosotros un momento muy placentero de ver”, sostuvo Laje, militante de “las dos vidas”.

No es la primera vez que Laje se refiere en éstos términos tan despectivos y violentos en contra de los militantes de izquierda u otro movimiento político en las antípodas de la extrema derecha. “A mí la calle me asusta mucho porque el votante de Milei no es un votante violento, es un votante que ni siquiera conoce mucho de política. No está politizado, no acostumbra ir a manifestaciones, no acostumbra salir a tirar piedras, a armar una bomba molotov, a encapucharse. El otro espacio es el que tiene toda esa fuerza física bruta y antidemocrática y yo estoy seguro de que la van a utilizar. Y creo que Milei va a utilizar a su vez la fuerza del Estado”, aseguró el politólogo en una entrevista que brindó en los días previos al triunfo de Milei en las elecciones generales.

Y no dudó en mencionar quiénes, según él, integran ese otro espacio: “Me refiero al kirchnerismo. Me refiero al peronismo de izquierdas. Me refiero a los movimientos sociales, me refiero a los piqueteros. Me refiero a la izquierda, a los troskos. Toda esa gente, además, no cree en la democracia. Se disfrazan de demócratas, pero ni bien gana un presidente que no les gusta, empiezan a amenazar con que lo van a tirar. Son golpistas”, afirmó.

Además, en el último tiempo, Laje protagonizó otras “polémicas” por atacar a las disidencias, las minorías sexuales y los feminismos. Tal es así que, ya con Milei en el Gobierno, prometió derogar la Ley de Intervención Voluntaria del Embarzo (IVE) y abogó por el cierre del (ahora ya extinto) Ministerio de Mujeres. “Las feministas no tienen derecho a tener un Ministerio, ya lo tuvieron y no sirvió”, lanzó.

Seguí leyendo

 

Fuente: Página/12

__________________________________

A la vereda, a la vereda

 

5FEB24 

 

PorANDREA ARRIGONI

 

El absurdo e ilegal protocolo de Bullrich no tiene otro fin que la represión y la supresión de manifestaciones, como ya lo intentara con uno anterior durante el gobierno de Macri. Su famoso latiguillo “a la vereda” para justificar el intento de eliminar la protesta social porque impide el tránsito vehicular, quedó al desnudo una vez más.

Cobertura conjunta tramas.ar y ContrahegemoniaWeb

 

Mientras el viernes 2 de Febrero se llevaba adelante un festival por la cultura sobre la Plaza de los dos congresos, la desquiciada ministra autorizaba un despliegue brutal de fuerzas que incluía Prefectura, Policía federal, Gendarmería.

Las fuerzas policiales provocaron a los manifestantes subiéndose a la vereda de la esquina de Callao y Rivadavia, y luego haciendo cordones en el centro de la plaza y calles aledañas. No solo es la propia policía la que “interrumpe  el tránsito” sino que además pusieron en riesgo inclusive a menores y transeúntes que circulaban por la plaza.

Un Congreso militarizado permanentemente para sesionar a espaldas de los intereses populares y las calles y plaza usurpadas por las fuerzas policiales es lo que pone en riesgo la libre circulación, no una manifestación cultural en contra de un proyecto de ley que subasta el país.

Estos hechos cierran una semana de graves represiones  mientras se realizaba el debate parlamentario, incluyendo gasear a médicos de la posta de salud y destruir sus insumos, tirar balas de gomas y gasear directamente a la prensa que realizaba su trabajo, hacer cacerías y detención de personas ilegal y arbitrariamente, violentar a jubiladas y jubilados con golpes brutales, hasta la grave herida ocular al abogado Matías Aufieri del Centro de Profesiones por los Derechos Humanos (CeProDH) que debió ser intervenido quirúrgicamente.

La próxima semana deberá la Cámara de diputados tratar en particular el articulado de la ley ómnibus aún en debate. Entre los artículos figura la modificación, totalmente inaceptable en una democracia,  al Código Penal referido a quienes participan en manifestaciones, que ya tiene el rechazo inclusive de organismos internacionales.

Debería pagar la propia ministra los costosos gastos de estos operativos en el país de “Plata no hay”, y no seguir ajustando a jubiladxs, a universidades y ciencia o en alimentos para los comedores populares, mientras le pagamos su costoso protagónico de la Rambo del conosur. Las manifestaciones no se detendrán frente al mal gobierno y la situación exige el inmediato cese de esta política de implantar terror para justificar el nuevo saqueo a la sociedad, que ya viene demasiado golpeada por años de ajuste y de una pobreza que lacera.

Fotos: Sol Erazo

 

Tomado de: Tramas- PERIODISMO EN MOVIMIENTO

___________________________________

DESDE ESTE MARTES

 

Aumentos de hasta 250%: el boleto mínimo de colectivo costará $270 y el del tren $130

 

Luego de que la justicia dispusiera el “efecto suspensivo” de la medida cautelar que dilataba su implementación.

 

05/02/2024

La secretaría de Transporte confirmó que a partir de mañana martes el boleto mínimo de colectivo costará $270 y el del tren $130, luego de que la justicia dispusiera el «efecto suspensivo» de la medida cautelar que dilataba su implementación.

El nuevo esquema tarifario se basa en el informe final de la consulta ciudadana, que forma parte de los requisitos necesarios para actualizar el cuadro tarifario del transporte en el Área Metropolitana.

«El Juez de primera instancia concedió la apelación con efecto suspensivo de la medida cautelar. Esto significa que el Poder Ejecutivo quedó habilitado a continuar con el proceso de adecuación tarifaría», precisaron fuentes de secretaria en referencia al Juzgado Federal en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo N° 3 de Lomas de Zamora.

De este modo, se aplicará el nuevo cuadro tarifario, que establece que el boleto mínimo para el colectivo será de $270 y para el tren será de $130, siempre y cuando se utilice la tarjeta SUBE nominizada.

Las nuevas tarifas para el colectivo incluyen un boleto mínimo de $270 para recorridos de 0 a 3 km, con una tarifa social de $121,50 y un valor sin nominalizar de $429,30 a partir de abril de 2024.

Para recorridos de 3 a 6 km, el costo será de $300,78, con una tarifa social de $135,35 y un valor sin nominalizar de $478,24.

En recorridos de 6 a 12 km, el precio será de $323,95, con una tarifa social de $145,78 y un valor sin nominalizar de $515,08.

Para distancias de 12 a 27 km, el costo será de $347,15 con tarjeta SUBE, $156,22 con tarifa social y $551,97 sin nominalizar.

Por último, para recorridos de más de 27 km, el boleto costará $370,18 con tarjeta SUBE, $166,58 con tarifa social y $588,59 sin nominalizar.

En cuanto a los trenes, para todas las líneas, el boleto en la sección con tarjeta SUBE será de $130, con una tarifa social de $58,50 y un valor sin nominalizar de $260.

En la segunda sección, el costo será de $169 con tarjeta SUBE, $76,05 con tarifa social y $338 sin nominalizar.

Para la tercera sección, el valor será de $208 con tarjeta SUBE, $93,60 con tarifa social y $416 sin nominalizar.

Cabe destacar que a partir de febrero, además del ajuste mensual en base a la evolución de la inflación, se implementará progresivamente una quita de subsidios que afectará el valor final de los distintos medios de transporte de pasajeros en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

 

Fuente: Tiempo Argentino

Visitas: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email