Argentina se prepara para el saqueo más feroz del siglo XXI/ Ver- Milei cae por goteo en las encuestas y no puede torcer el escenario de polarización// Crece la tensión en el Congreso ante el inicio del debate de la Ley Ómnibus

La geopolítica y las presiones corporativas en la ruta extractiva del litio

 

Argentina se prepara para el saqueo más feroz del siglo XXI

 

El guiño de Javier Milei a Elon Musk y al gobierno estadounidense reactivó las alarmas. Aunque el mineral es propiedad de las provincias, desde el gobierno nacional prometen allanar el camino. Empresas chinas, australianas y coreanas hacen lo propio desde hace años y nadie controla. Los ejemplos de Chile y Bolivia, vecinos que también tienen el recurso.

Pablo Esteban
Por Pablo Esteban

En los próximos años, Argentina tendrá que acostumbrarse a pronunciar el nombre de Elon Musk. El magnate, que desde hace años domina la escena pública a partir de excentricidades y su billetera inagotable, mantiene cautivado al actual gobierno. Tanto Javier Milei como su canciller, Diana Mondino, han dado muestras en medios y en redes sociales de las ansias que tienen de que el dueño de Tesla y la red social X desembarque con toda su potencia en Argentina. Para eso, no solo le abrieron las puertas de los cielos, al desregular –a través del megacuestionado DNU– los servicios de internet satelital para habilitar la competencia de empresas extranjeras y el guiño a Starlink; sino que también le preparan la alfombra roja para que pueda desfilar por el norte argentino y comenzar a competir por uno de los recursos más importantes de esta época: el litio.

De hecho, el vínculo le interesa especialmente al multimillonario porque un mundo que se prepara para la transición energética requiere, sobre todo, de tecnologías de almacenamiento de energías sustentables. Y el mineral que abunda en tierras jujeñas (y en otras provincias) es especialmente atractivo. Sencillamente, los autos eléctricos que fabrica Musk en Tesla necesitan atesorar energía limpia para funcionar, y el presidente argentino quiere darle el gusto, pero no lo tendrá tan fácil. Desde 1994, los recursos mineros corresponden a las provincias, que son quienes deciden cómo explotar sus activos.

En el último informe de 2022, Argentina produjo 33 mil toneladas de litio (representa el 5 por ciento de la producción mundial) y los principales destinos fueron China (41 por ciento), Japón (30 por ciento), Corea del Sur (12 por ciento) y Estados Unidos (9 por ciento). Si bien hay pocos proyectos internacionales que se encuentran en producción (4), a la fecha, se relevan alrededor de 50 iniciativas que se hallan en fase de exploración y, a partir de la construcción de las instalaciones necesarias, podrían comenzar a operar en el corto y mediano plazo.

En el último tiempo, Argentina ha avanzado en la producción de litio con el objetivo de siempre: agregar valor agregado con el propósito de que las potencias extranjeras no se lleven la materia prima. Bajo esta premisa, en octubre se inauguró UniLib, la primera planta de fabricación de baterías de litio de Latinoamérica. Del proyecto, participan instituciones como el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (ahora degradado a Secretaría), el Conicet, la Universidad Nacional de La Plata, Y-TEC e YPF Litio. El objetivo, según se anunció en su inauguración, es producir 2500 baterías al año para almacenar energías renovables. Además de intentar comercializar productos y no insumos sin procesamiento, los objetivos subyacentes se vinculan con generar puestos de trabajo calificado y alimentar el fuego de la soberanía energética a través de la promoción del conocimiento autóctono.

Con el cambio de gobierno, uno de los principales obstáculos es que Y-TEC no tiene ni su nuevo directorio ni su gerente general designado por parte de las nuevas autoridades de YPF. Por lo tanto, no se sabe demasiado sobre cuál será el futuro de la compañía. De hecho, hay una incógnita mucho más compleja: la gestión actual manifestó la intención de privatizar YPF. Así lo refiere a Página 12 Roberto Salvarezza, expresidente del directorio de Y-TEC y de YPF Litio: “El proyecto de que una empresa con mayoría estatal pueda participar en la industria del litio está en peligro si se privatiza YPF. En sus inicios, implicó el comienzo de la exploración y la búsqueda de litio por parte de YPF en un extremo de la cadena y la puesta en marcha de la planta de celdas de baterías de ion litio en el otro. Una propuesta integral que apuntaba a la soberanía tecnológica y energética”.

Musk hasta en la sopa

El lector podría imaginar a Musk en una de sus lujosas oficinas, rodeado de asesores a los que no escucha, con la mirada puesta en un mapa prolijamente desplegado. Allí, una de las banderitas doradas está colocada en territorio argentino. Claro que está interesado en el negocio de las telecomunicaciones y los satélites, pero sus anhelos van más allá de Starlink, pues, el premio mayor es el litio que necesita para Tesla, su compañía de autos eléctricos. Según se calcula, en 2023 fabricó nada menos que  1.8 millones de unidades.

Aunque el litio fue descubierto hace dos siglos, su interés comercial se potenció con el imperativo de la transición energética. El cambio climático de esta época vuelve urgente la puesta en marcha de acciones para combatirlo, y hoy el mercado verde es observado con buenos ojos por los multimillonarios de todas las latitudes. Se trata de un mineral ligero, un elemento fundamental para estructurar los nuevos sistemas de almacenamiento de energía que ya no requieren de la quema de combustibles fósiles.

Cuando Milei fue electo presidente tras imponerse en el balotaje, Musk le envió un mensaje en X: “La prosperidad está por llegar a la Argentina”. Como respuesta, en ocasión de la cadena en que el libertario explicó los alcances del último DNU, le devolvió gentilezas y nombró específicamente a “Starlink”, la compañía del multimillonario que se encarga de prestar servicios de internet a partir de satélites de órbita baja. A partir de un esquema que “mina los cielos” (ya colocó unos 4 mil a 550 kilómetros de la tierra), en el corto plazo podría desplazar a la nacional Arsat que, de hecho, podría ser privatizada y absorbida por el propio Musk. Un negocio redondo.

En los últimos días, sentado en la mesa de Mirtha Legrand, Milei manifestó con alegría que tanto Musk como el gobierno de Estados Unidos “estaban muy interesados” en el litio argentino. Así lo explica Bruno Fornillo, investigador del Conicet y experto en estudios sociológicos de litio: “Lo de Musk es una vía de entrada directa. Forma parte de la presión general que hace Estados Unidos en materia económica, militar y política en América Latina, básicamente, en contra de China”. Y continúa: “Lo cierto es que en el presente, el gigante asiático es quien domina el campo de la electromovilidad y el nuevo paradigma energético, con unos diez años de adelanto con respecto a sus competidores. Ello provoca que, por primera vez, el capitalismo atlántico sea decadente. En este escenario, aprovechando sus buenos vínculos con Milei, Musk quiere ver si puede hacerse de alguna tenencia. Será difícil, en principio, porque los recursos mineros son de las provincias”.

China, EEUU y su guerra por otros medios

Ante la amenaza de que el gobierno actual pudiera subastar el norte argentino al mejor postor, surgieron algunas propuestas orientadas a evitarlo. La principal iniciativa se vincula con la creación de la Empresa Federal de Litio, un intento de las provincias que tienen el recurso de poder decidir sobre el futuro de este activo. Se trata de una alternativa posible, ya que con la reforma constitucional de 1994, el entonces presidente Carlos Menem entregó a las jurisdicciones los recursos mineros. Esta decisión, si bien fue positiva para las provincias, en la práctica trajo más problemas que soluciones: en la actualidad, el escenario está caracterizado por un mosaico de heterogeneidades, acuerdos variopintos entre los diferentes gobiernos y las empresas internacionales. Si bien la nación podría haber actuado para proteger los recursos y ordenar el espectro de opciones, nada de eso ocurrió.

Más allá de que el actual presidente esté interesado en realizar esfuerzos para que Musk y el gobierno de Estados Unidos puedan aprovechar el litio local, en paralelo, China ya está haciendo lo propio. Lo que aún significa más: actualmente los salares están abarrotados de firmas extranjeras. “Hay salares que están en manos de empresas chinas, pero también coreanas, alemanas, francesas, canadienses y australianas. YPF posee tenencias muy menores y, con suerte, podría comenzar a explotar litio en cinco años más o menos”, detalla Fornillo.

El nuevo gobierno, sin embargo, ha pateado el tablero en favor de Estados Unidos. Una buena noticia para Washington que tiene los ojos puestos en la región. A principios de 2023, la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, advirtió que una de sus principales preocupaciones en relación a China es la disputa por el litio. Alberto Fernández, por su parte, se reunió con Xi Jinping a mediados de octubre y mantuvo un encuentro con directivos de Gotion, empresa china que fabrica baterías de litio y ya tiene inversiones en el país. Los fuegos cruzados recién comienzan.

Chile y Bolivia: los otros vértices del triángulo

El litio es un recurso estratégico, clave para las décadas que siguen, gracias a su capacidad de almacenar energía limpia y reemplazar a los combustibles fósiles. Hoy el mundo encuentra su principal uso en baterías para celulares y automóviles eléctricos. Argentina, Chile y Bolivia conforman el triángulo del litio y en total se estima que concentran el 60 por ciento de las reservas.

De manera reciente, Chile presentó su Estrategia Nacional del Litio, basada en la articulación público-privada. La empresa estatal Codelco –la principal productora de cobre del planeta– se asoció con la minera SQM, que detenta experiencia en la explotación de litio, y trabajarán juntas desde 2025 a 2060. Para el presidente Gabriel Boric se trató de “un hito sin precedentes”, en la medida en que prevén incrementar la producción del recurso de 168 mil toneladas en 2022 a 300 mil toneladas anuales.

Bolivia, por su parte, inauguró su primera planta industrial de carbonato de litio y anunció que producirá 15 mil toneladas anuales; aunque el objetivo, hacia 2026, es llegar a las 100 mil toneladas. El mandatario Luis Arce calificó este acontecimiento como “histórico”, ya que contribuirá a acelerar la industrialización del mineral. En esta línea, el gobierno firmó acuerdos para avanzar en la aplicación de tecnología de extracción directa con compañías de China y Rusia. De acuerdo a un estudio realizado por el propio Estado boliviano, se afirma que dispone de 23 millones de toneladas de litio y, como resultado, se ubica como la primera reserva mundial del recurso.

Fornillo sintetiza los perfiles de una y otra nación: “Bolivia, históricamente, tuvo problemas con la técnica de extracción y ahora firmó un vínculo con China para ver si aplica un método de extracción directa. Se trata de un modelo que se caracteriza por un control 100 por ciento estatal. Chile, en cambio, opta por arrendar las tenencias que terminan por comportarse como activos inmobiliarios financieros”.

De las tres puntas que conforman el triángulo, la única que no hace nada es la argentina. El norte está en venta y ni siquiera un murmullo corta el viento.

 

 

*Pablo Esteban @pablooesteban: Periodista, docente e investigador de la Universidad Nacional de Quilmes.

 

Fuente: Página/12

____________________________________________

Milei cae por goteo en las encuestas y no puede torcer el escenario de polarización

Por Tatiana Scorciapino*

 

Resumen Latinoamericano

 

30 de diciembre de 2023.

Más del 54% rechaza el DNU y su imagen positiva cayó al 44%. Sin embargo, los analistas sostienen que la mayoría de sus votantes todavía tiene expectativa. El impacto de la crisis.

Desde que llegó a la Casa Rosada, Javier Milei dedica su tiempo a cumplir con su plan motosierra. Mediante la presentación de un Decreto de Necesidad y Urgencia y una ley ómnibus espejo que llegó al Congreso esta semana, el libertario se dispone a avanzar con el supuesto libre juego de mercado.

En las tres semanas que lleva su presidencia, el mandatario presentó la modificación de más de trescientas leyes y regulaciones del ámbito económico, tributario, civil y electoral. Desde la habilitación del blanqueo sin penalidades, pasando por la privatización de todas las empresas estatales y la suba de retenciones a todas las industrias, la nueva versión del achicamiento del Estado buscará «agrandar la nación» de algunos empresarios. Y sus billeteras.

El último informe presentado por la consultora Zubán – Córdoba expone que el 54,3% de los encuestados advierte que la dirección tomada por el gobierno no es la correcta, mientras que otro 51,9% admitió que las medidas adoptadas lo afectan de manera directa y que no apoyan a la nueva gestión. En tanto, el 56,1% califica el DNU como inconstitucional y considera que tanto el Congreso como la Justicia deberían trabajar en pos de su derogación.

Foto: Alejandro Pagni / AFP

Seguir leyendo en el enlce siguiente:

Milei cae por goteo en las encuestas y no puede torcer el escenario de polarización

_________________________________________________________

 

EN SU MENSAJE DE FIN DE AÑO, MILEI PRESIONA A LA OPOSICIÓN

 

Crece la tensión en el Congreso ante el inicio del debate de la Ley Ómnibus

 

Las acusaciones del presidente sobre la presunta búsqueda de “coimas” complican la negociación de los representantes del oficialismo. Las fisuras en el radicalismo que podrían darle una esperanza al proyecto. Y el nuevo bloque que, al contrario, complicaría los números. El recorrido del DNU.

31/12/2023

Cada vez que Javier Milei acusa al Congreso de buscar coimas, los diputados y senadores de La Libertad Avanza se agarran la cabeza. Lamentan seguir enterándose por los medios o las redes de las decisiones de su líder, sin margen alguno para advertirle de los riesgos que corre. El presidente cerró la tercera semana de su gobierno tal como la comenzó: con acusaciones de corrupción, sin pruebas, contra los integrantes de un Parlamento que se prepara para debatir y desmenuzar la Ley Ómnibus que mandó este jueves. Para las aspiraciones de la Casa Rosada debería ser tratado y sancionado antes de que finalice enero. Por eso la convocatoria a sesiones extraordinarias vence el 31 de este mes, una fecha que para los legisladores oficialistas parece «ilusoria».

En su mensaje de fin de año, la noche de este sábado 30, el presidente reforzó su diagnóstico «lapidario» de la situación que recibió y aprovechó para incrementar la presión sobre el Congreso. Convocó a sus votantes a interpelar a los «legisladores» para conseguir la sanción de la ley. También cuestionó a los referentes sindicales por la convocatoria al paro del 24 de enero.

A partir del martes arranca la prueba para el Gobierno. Tanto la titular del Senado, Victoria Villarruel, como el presidente de la Cámara Baja, Martín Menem, apuestan a conseguir la sanción del mega proyecto en los plazos que les fijaron en Balcarce 50, pero han pasado casi toda la semana amortiguando las quejas y la bronca de todos los espacios políticos por las acusaciones que Milei comenzó a lanzar contra quienes se opongan a respaldar el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/23, que rige desde este viernes y debe ser tratado en el Congreso.

Las acusaciones también estuvieron dirigidas a quienes se nieguen a aprobar el proyecto de ley “Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos». El texto incluye una ambiciosa cesión de facultades del Parlamento al Ejecutivo con la declaración de la emergencia fiscal, previsional, financiera, de seguridad, defensa, sanitaria, energética, tarifaria y administrativa por dos años, prorrogables por otros dos, junto a un paquete de reformas impositivas. Agrega una extensa reforma penal, que impone duras sanciones a la protesta social, y suspende la fórmula para actualizar las jubilaciones, entre otros puntos.

«Argentinos de bien, estamos por el buen camino…!!! No dejemos que se nos interpongan la casta delincuente que busca coimas y/o perpetuar el statu quo decadente», escribió Milei este sábado en su cuenta de X y aumentó la tensión. Las consecuencias de sus palabras son una pesada piedra sobre las espaldas de quienes tendrán que defender el proyecto y que, al menos por ahora, sólo reciben respetuosos reparos sobre distintos puntos.

Foto: @OPEArg

 

Los legisladores oficialistas siguen leyendo la propuesta en tiempo real porque no tuvieron anticipos desde la Casa Rosada sobre la profundidad de la ley. Y mucho menos que sería sólo una parte luego de la publicación del DNU 70/23. «Nosotros también estamos en shock. Hay que acostumbrarse porque en La Libertad Avanza parece que todo va a ser así», confiesan en el bloque de LLA. Sus integrantes ya comenzaron a tener reuniones con los sectores afectados por las medidas, pero con las manos atadas. No tienen una línea concreta de negociación.

«No nos están ayudando cuando mandan un paquete cerrado y dicen que va a ser tratado por corruptos. En la Rosada tendrían que entender que no se puede gobernar con un sólo poder y que eso va a ser un problema para las mismas empresas que quieren beneficiar», reflejaron en un despacho libertario del Congreso.

Las correlaciones de fuerzas son muy distintas en una cámara y en la otra. En el Senado la hoja de ruta del arco antikirchnerista logró aportarle a Villarruel el aventón para sumar 32 respaldos ajenos y sumarlos a las siete del oficialismo. Así obtuvo cuórum y pudo definir a las autoridades de la cámara, con un número clave para quedarse con cinco de las ocho bancas del Senado en la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, donde se suman otros ocho sillones de Diputados.

El panperonismo sigue sosteniendo que les robaron un escaño y todavía no tiene definido si judicializarán el tema. En la última reunión que mantuvieron senadores y diputados con la CGT y las dos CTA primó la decisión de no judicializar. El foco estará puesto en los amparos que se seguirán sumando contra el DNU. El gobernador riojano Ricardo Quintela hizo una presentación ante la Corte por inconstitucionalidad y pidió su suspensión inmediata, pero el Máximo Tribunal decidió que lo analizará recién a partir de febrero. Todo un mensaje para el Gobierno, pero también para el Congreso. Si a los cortesanos les toca expedirse, pretenden hacerlo luego de que el Poder Legislativo haga su trabajo, un tema que trastoca las especulaciones de las fuerzas políticas que esperaban lo contrario, es decir, ser la última instancia en pagar los costos políticos.

La UCR, por ejemplo, espera que el debate sobre el DNU se extienda en la bicameral y que realmente llegue a un recinto recién en marzo. Es música en los oídos del oficialismo, que apuesta a que el decreto siga en pie gracias al silencio legislativo que permite la ley. Si las dos cámaras no lo rechazan y si la bicameral demora el tratamiento para el dictamen, hay una vida más larga para la vigencia del DNU.

Este viernes la presidencia del Senado ya oficializó a sus representantes en la bicameral y volvió a tronar la bronca de la oposición. “La presidenta del Senado junto a la UCR, el PRO, partidos provinciales y algunos que son senadores gracias a la boleta del Partido Justicialista, para intentar desaparecer al peronismo, violando la voluntad popular y repitiendo el vicio histórico de la derecha rancia”, tuiteó la senadora Juliana Di Tulio, que reclama cuatro bancas y no tres, aunque la «mayoría circunstancial» de 39 les permitió reclamar cinco por el sistema D’Hont de distribución proporcional.

En Diputados aparece otra «mayoría circunstancial» como resultado directo del empeoramiento de la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo, pero también como primera respuesta ante el mega proyecto de ley. Desde el peronismo, pasando por el PRO, la UCR y los nuevos bloques, hay una coinicidencia común: no hay margen para que la iniciativa prospere así como está y menos en cuatro semanas. Quizás ese empantanamiento le quita la paciencia al presidente y lo empuja a ceder ante los impulsos que lo llevan a redoblar la apuesta verbal contra quienes se oponen a sus deseos. Eso creen los legisladores que compartieron recinto con el actual mandatario durante los dos años que fue diputado.

Algunos creen que Milei tira de la cuerda hasta llegar a un punto de negociación y otros que rompe los puentes para sumar argumentos y gobernar realmente de espaldas al Congreso. Los que esperan que llegue una señal de negociación también son consumidos por la preocupación. Le dan verosimilitud a una versión que retumba en los pasillos del Parlamento desde la primera acusación sin pruebas de presunta corrupción. Hablan de un amague de renuncia del ministro del Interior, Guillermo Francos, molesto por las declaraciones de Milei que le complicaron las interlocuciones. Con elegancia o con aspereza, los mensajes del Ejecutivo son agrios para todos. El mismo Francos, que estaría malherido en sus aspiraciones por la furia de Milei, es el encargado de decirle a los gobernadores que no modificará el Impuesto a las Ganancias si no apoyan el mega proyecto. El mensaje significa un duro golpe para las provincias por la reducción de la coparticipación, justo en un momento donde el Ejecutivo frenó el envío de fondos discrecionales. Sin ATN, a tiro de las prórrogas del Presupuesto 2023 que se licúa por la inflación y sin la restitución por Ganancias, la negociación que se avecina será motorizada por la asfixia financiera de las provincias.

La misma zozobra se respira entre los agroexportadores. Pasaron de ser un motor de respaldo al gobierno a las quejas que lanzó la Mesa de Enlace por el aumento de las retenciones que incluye el mega proyecto. Además, el Banco Central mantiene la obligación para los productores de soja de vender el grano y les impide financiarse con créditos para esperar un mejor precio.

Seguir leyendo en el enlace siguiente:

Crece la tensión en el Congreso ante el inicio del debate de la Ley Ómnibus

Visitas: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email