Venezuela – Breve historia de la firma del acuerdo de Ginebra y su vigencia

Si se quiere encontrar la explicación de la firma del Acuerdo de Ginebra de 1966 por parte de Guyana, durante el gobierno de Forbes Burnham, hay que encontrarlo en el plano geopolítico.

A Gran Bretaña le interesaba mejorar las relaciones diplomáticas con Venezuela enturbiadas por la reclamación, un país con un potencial petrolero en crecimiento, en un contexto donde su colonia Guyana Británica estaba en un proceso avanzado y de luchas de calles por alcanzar su independencia. Siendo una solución elegante a esos dos problemas: ceder la independencia a Guyana y reconocer de facto que ese territorio había sido usurpado y robado por ellos a finales del siglo XIX.

Según Garavini di Turno (1988), en su libro “Política Exterior de Guyana”, sería Gran Bretaña la que presionaría al gobierno de Burnham de aceptar el Acuerdo de Ginebra a cambio de la Independencia de su país, la cual aceptó y se llevó a cabo su firma el 17 de febrero de 1966, quedándose establecido en su preámbulo que cualquier controversia entre ambos países “debe… ser amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para ambas partes”.

En ese contexto, a Venezuela le interesaba recuperar el territorio perdido en Laudo de Arbitral de 1899 y aprovechó el momento histórico para tal fin, entre otros. Tres meses después, el 26 de mayo de 1966, se le concedería la Independencia a Guyana y se convirtió en la actual República Cooperativa el 23 de febrero de 1970.

Seguidamente, se instalaría la Comisión Mixta cuyas reuniones y relaciones diplomáticas se tornarían tensas en los cuatro años siguientes de su vigencia según lo establecido en el Acuerdo, específicamente durante el gobierno de Raúl Leoni. Tensión que duraría hasta la firma en 1970, del Protocolo de Puerto España, en el Gobierno de Rafael Caldera, luego de un intenso proceso de negociación fuera del seno de la Comisión Mixta, con mediación del Primer Ministro de Trinidad y Tobago, Dr. Eric Williams.

En el Artículo III del Protocolo de Puerto España se lee lo siguiente:

“Mientras el presente Protocolo permanezca en vigor, se suspenderá el funcionamiento del Artículo IV del Acuerdo de Ginebra. En la fecha en que este Protocolo deje de tener vigencia, el funcionamiento de dicho Artículo se reanudará en el punto en que ha sido suspendido, es decir, como si el Informe Final de la Comisión Mixta hubiera sido presentado en esa fecha, a menos que el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de Guyana hayan antes declarado conjuntamente por escrito que han llegado a un acuerdo completo para la solución de la controversia a la que se refiere el Acuerdo de Ginebra o que han convenido en uno de los medios de arreglo pacífico previstos en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas”. La vigencia del Protocolo fue fijada (Art. V) por doce años, renovables por períodos sucesivos iguales o menores pero no inferiores a cinco años.

A partir de ese entonces las relaciones diplomáticas entre ambos países se llevarían en paz, pero el problema del diferendo no sería resuelto, quedó latente.

Tomado de aporrea.org

Impactos: 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email