Argentina – Repudian la llegada de la jefa militar de Estados Unidos: «Es una provocación»

La noticia de la visita de la jefa militar de Estados Unidos, Laura Jane Richardson, por la estación espacial china ubicada en Neuquén, generó repudio en los sindicatos y organizaciones de la localidad. Aseguraron que «es una provocación» su llegada «en un nuevo aniversario de la reconquista de las Islas Malvinas».

Estados Unidos volvió a opinar sobre la Estación Espacial China en Bajada del Agrio, cuando el embajador de ese país en la Argentina, Marc Stanley, cuestionó el hecho de «que Argentina permita que las Fuerzas Armadas chinas operen en Neuquén”. A esto, se le sumó que el Gobierno de Javier Milei planea avanzar en una inspección técnica de los contratos que rigen su funcionamiento.

Ambas situaciones se dieron en medio de la visita a Argentina de la jefa militar de Estados Unidos, Laura Jane Richardson, durante el aniversario de la Guerra de las Malvinas.

«Es una provocación que en esta fecha tan sentida por el pueblo argentino, el gobierno de Milei-Villarruel haga gala de su alineamiento incondicional con “occidente” representado por EE UU, Inglaterra e Israel», manifestaron organizaciones y sindicatos de Neuquén.

Ante las expectativas sobre el propósito de la visita, desde Washington se encargaron de informar que el viaje consiste en «fomentar el diálogo y la cooperación con la Argentina». Sin embargo, el comunicado de repudio asegura que el propósito es que «ingenieros del Ejército se hagan tareas de dragado y balizamiento en aguas de nuestro Paraná como ya lo hacen en el río Paraguay».

Cabe recordar que la propia Richardson en una exposición ante el Congreso de los Estados Unidos manifestó la preocupación que la Casa Blanca tiene sobre la infraestructura estratégica de China en la Argentina, precisamente, en la base: “Es una gran preocupación para mí como militar, por las capacidades que tiene la estación y lo que puede hacer contra aliados y socios”.

Los sindicatos y organizaciones comentaron que «preparan la llegada en mayo del portaviones de la VII flota de la Marina norteamericana a nuestras aguas del océano Atlántico, para hacer tareas conjuntas con la Armada Argentina, y viene para señalar su reclamo a la Argentina, por la instalación de la base de uso científico-militar, en cercanía de Las Lajas, que depende del ejército Chino».

 Aseguraron que es una «política de sumisión nacional del gobierno de Milei» y que es «absolutamente peligrosa». Explicaron que la participación argentina se convierte en un elemento más en la confrontación global «entre diversas potencias en un mundo marcado por conflictos y donde se van acrecentando los factores de guerra».

«No queremos ninguna injerencia militar, ni ninguna dependencia de nuestro país, ni de EE UU, ni de China, ni de la OTAN que mantiene ocupadas nuestras Islas Malvinas» expresaron. «Convocamos a la más amplia unidad para repudiar la presencia de la jefa militar Richardson y avanzar en la lucha por una patria libre, justa y soberana», finalizaron.

El comunicado fue firmado por la CTA-A,ATEN, SEJUN, TerritorioEvita, Casa Patria Neuquen,CCC, Agrup.por La dignidad de los trabajadores del Estado, (CCC en ATE) CEPA, Libertas, P.J., Libres del Sur, PTP, PCR, JCR.

Tomado de rionegro.com.ar

Visitas: 8

RSS
Follow by Email