BRASIL, Romero Venâncio*- A 60 años del golpe de 1964: una reflexión en 2024

 

Romero Venâncio*

 
Aviso de salida: el tono será enteramente personal en esta breve (y quizás inútil) reflexión. Fue motivado por algunas lecturas, algunos testimonios escuchados y el contacto con personas que fueron torturadas durante la dictadura post-64 y que aún están vivas en un difícil intento de sobrevivir a un terror casi inimaginable e indescriptible. Entiendo cómo el envejecimiento de las personas que fueron torturadas significa también un mayor olvido de las barbaridades que vivieron en el pasado. Es como si con cada generación más joven de izquierda el olvido fuera mayor y la distancia con la era del terror se volviera cada vez más real. Como mucho tienen información de libros o algunas películas. Pero nada de esto parece ser fundamental en sus vidas. El tema de las cárceles, los exilios, las torturas y los asesinatos en el período posterior al 64 y la relación con las personas que sufrieron toda esta brutalidad se está volviendo cada vez más formal y formal en la izquierda actual. No veo este comportamiento como deshonesto por parte de las “nuevas generaciones de izquierda”. Sino como una especie de “espíritu de los tiempos”.Nuestro tiempo vive inmensamente a la velocidad de las redes digitales y esta velocidad se convierte en un tipo de comportamiento de involucrarse en política, apresurarse con las elecciones parlamentarias, buscar cargos y cargos. Esta izquierda sabe de memoria, pero no se involucra con ella. Cuando te involucras, es como esos eventos formales con mesas preparadas y gente bien vestida para decir perogrulladas entrenadas. Cada década, recordar/hablar de los torturados y sobrevivientes entre la izquierda actual se convierte en una “carga” o una “obligación”. Como una clase que se imparte, pero que no implica, que no engancha. La vieja pregunta: ¿qué sentido tiene que el delito de tortura sea considerado por la izquierda como imprescriptible, pero caiga cada día en el olvido? El delito de tortura no es sólo un concepto, sino un concepto que involucra cuerpos (algunos aún vivos).

Estas breves notas me llegaron después de ver dos documentales. Sobre personas específicas, hombres y mujeres. Que lucharon contra la dictadura con sus jóvenes en los años 60 y 70, que formaron presos, que fueron torturados, que fueron exiliados, que conocieron los cuerpos desaparecidos de sus compañeros…

Primero. Un documental que siempre me conmueve. Es: Alma clandestina . Una película sobre la vida de María Auxiliadora Lara Barcelos, quien fue una activista política que luchó contra la dictadura militar instaurada en Brasil en 1964. Detenida, torturada y desterrada del país, acabó suicidándose mientras se exiliaba en Berlín en 1976. Una biografía imaginativa en tono melancólico, sensorial y emocional de un alma que lleva demasiado tiempo clandestina. Y sigue siendo clandestino y cada vez más invisible.

Segundo. Lo notable, lo recuerdo . Un documental sobre los cinco años de las Caravanas de Amnistía que busca reconstruir la lucha de los perseguidos por reparación, memoria, verdad y justicia, con material de archivo y entrevistas. Fue una obra honorable del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública en 2014. En ese momento, fue un recordatorio del 50 aniversario del golpe de 1964. La presidenta Dilma Rousseff gobernaba el país.

Poco después de ver las películas y pensar un poco, me di cuenta de lo siguiente: debe ser horroroso para cualquiera que haya sido torturado sobrevivir en un país donde ningún torturador (aún vivo) ha sido juzgado y encarcelado. Algunos tienen cargos o privilegios a través del propio Estado. Debe ser demasiado terrible. Muy doloroso.

Finalmente, he adoptado una actitud personal: cada vez que hablo con algunos jóvenes en las escuelas, universidades, iglesias o incluso en la calle, trato de preguntarles qué saben sobre el golpe de 1964 y la dictadura que vino con él… Generalmente saben poco. Les recomiendo inmediatamente que lean este año (¡¡con motivo del 60 aniversario del golpe de 1964!!!) el libro Brasil, nunca más . Sólo eso. Y sólo este libro. Incluso está disponible en PDF. Como un trato para pensar juntos.

 

 

*Romero Venâncio: es doctor en Filosofía por la Universidad Federal de Pernambuco y profesor de la Universidad Federal de Sergipe (Departamento de Filosofía y Centro de Ciencias Religiosas). Trabaja en investigaciones sobre: ​​Marx, Sartre, F. Fanon, Enrique Dussel y el pensamiento decolonial latinoamericano.

 

Fuente: Esquerda Online

______________

Aporte de 1resisto.com

Nunca-Mas_Digital_2021-1

 

 

Visitas: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email