Desde VENEZUELA- Mario Quiñones S*: Niños de Gaza…entre Pilatos y Herodes inmortal

29 Diciembre, 2023

 

Mario Quiñones S*

 

cuando se tiene un hijo se tiene el mundo adentro y el corazón afuera

Los hijos infinitos” de Andrés Eloy Blanco

 

Escribirle a las mariposas, gorriones y niños, es elevar un himno más allá del firmamento, es cultivar todas las rosas que las almas precisan, es hacer sublimes los momentos. Escribir sobre los niños de Gaza, es implorar, lamentar, es llanto, concierto único de dolor y tormento, desgarro de humanidad prisionera del sufrimiento.

Niños de Gaza, perseguidos por el tiempo, acorralados en la saña torva de una historia enjundiosa en mitos, que eternizo el delirio, la  crueldad, gavillas de lobos entonces y ahora, igual rostro, idénticas fauces, patibularios colmillos ensangrentados, bigote corto, amenazante, sable asesino en elevado brazo y palma de la mano al cielo invocando la muerte, gruñido de bestia, con esvástica al hombro, charretera infamante…¡heil Hitler!…sentenciando a la vida, réquiem maldito, el mismo soplo repugnante que convocaba a los infernales hornos crematorios, bajo la mirada fría de chacales escapados del averno, hermanos en el complicidad de la nueva edición: SION en replica fiel, avaros de muerte y destrucción, perfeccionados en el exterminio, liberados del alma, solo en su lugar hiel y putrefacción.

Niños de Gaza en huida agotadora de tantos Herodes, renovados en el tiempo, implacables, cual demonios: Galos, anglosajones, germanos…concierto de naciones en comunidad vergonzosa, despiadadas, desatino y crimen; vocación por el daño, la muerte, si temprana, en pañales,  o de cortos calzones, mayor lujuria en ebriedad de sangre,  satisfacción torva.

Niños de Gaza, Gaviotas y ruiseñores, depredados por el aborrecimiento de retorcidos dogmas, asentados en testamentos de odio y locura, durante noches de cálculos viles…pueblo Palestino huérfano, traicionado por mesías y profetas, víctima de las voces apocalípticas del dividendo en Denarios, comisarios de la barbarie, bolsa de lo invalorable, convertidos en cuantía., Wall Street, bucaneros del despojo, agentes de multitud de infanticidas…

Hijos de Gaza, hijos de la humanidad, los que no llegaron esta navidad al encuentro con sus sueños, la tradición, juegos; el que huyendo de Herodes, no se pudo escapar, pereció con sus padres y el asno dócil y bueno que les habría de salvar…quedaron inertes entre escombros, jirones de vida, que las esquirlas asesinas impusieron a su sonrisa, aplastando la luminosa mirada y al llanto que reclamaba el regazo, el pezón que nunca volverían a demandar; ahogados entre las cenizas y sangre de la bestialidad, un hijo de gaza, millones de hijos, todos los hijos del mundo…toda inocencia y bondad.

La multitud de Pilatos con cuidado se aleja, de reojos contempla lo que cree no los mancillara, huye de la dignidad, de la virtud, de la moralidad, se esconde de su propio hedor, le da la espalda al humanismo, deja a sus socios completar el asesinato; y tributa: ¡Asume el silencio!

¿ Cuantos Núremberg  serán necesarios para que la justicia repare lo que nunca se podrá, como traer de vuelta la vida, la paz, la cordura, el encuentro con la bondad?; el primer Núremberg  inconcluso, muchos criminales birlaron las cortes con la ayuda de quienes ahora el segundo deberán instalar…!cuanta ironía, cuanta hipocresía  en nombre de la verdad! ¿Resonaran huecas de nuevo, aquellas palabras del “nunca se repita, jamás”?

Niños de Gaza, “Los hijos infinitos” de Andrés Eloy Blanco, los que escapando de Herodes, no escaparon de Hiroshima y tampoco de Netanyahu…”cuando se tiene un hijo se tiene el mundo adentro y el corazón afuera”.

 

 

*Mario Quiñones S:. @MarioQuinonesS. Médico Psquiatra venezolano. Jubilado de PDVSA, ejerció presidencia del IPASME  (Educación, Salud)  #Paz. Militante de Marxista desde la década del ´70.  – Venezuela 

 

Visitas: 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email