Elecciones primarias de la oposición en Venezuela: ¿liderazgo o más fragmentación?

24OCT23 

 

Por TRAMAS

Las elecciones primarias autorganizadas por la oposición de Venezuela dejó muchos líderes y fuerzas políticas afuera, que no solo no participaron sino que cuestionan los resultados anunciados por quienes sí lo hicieron.

 

 

La Plataforma Unitaria Democrática anunció que votaron alrededor de 3 millones de personas y que se impuso María Corina Machado con alrededor del 93% de los votos.  La cantidad de votantes anunciada no se refleja con lo que se vio en los centros de votación, muy raleados y con una participación muy alta de personas de la tercera edad.

Diputados de la oposición estimaron que la participación había sido mucho menor. El diputado y candidato presidencial por Acción Democrática, Luis Eduardo Martínez, en nombre de la bancada opositora de la Asamblea Nacional, aseguró que solamente votaron 645 mil personas, es decir el 2.72% del padrón electoral venezolano. El secretario general nacional de Acción Democrática (AD), Bernabé Gutiérrez, afirmó que: “Más de 20 millones de venezolanos se quedaron en sus casas, la participación de ayer (domingo) a ese evento cacareado, fastidioso y cuestionado, no logró mover ni siquiera 800.000 votos”.

A pesar de esas discrepancias el Departamento de Estado de EE UU, emitió un comunicado donde afirma que: “Felicitamos al pueblo venezolano por la exitosa celebración de las elecciones primarias del 22 de octubre. Los venezolanos se unieron para ejercer sus derechos en busca de un futuro democrático”.

La elección opositora fue protagonizada por un sector de la derecha venezolana que estuvo ligada a todos los intentos de desestabilización política, golpes de Estado o intervención extranjera y que no había participado en las elecciones anteriores. La candidata ganadora María Corina Machado, está inhabilitada para ocupar cargos públicos.  La estrategia de ese sector parece ser encumbrar a su dirigente  como líder única de la oposición, y utilizar el veto judicial a su candidatura, como argumento para promover disturbios y concretar su estrategia de derrocar a Maduro por vías no electorales.

María Corina Machado que ha sido perseguida por las grandes cadenas de desinformación como una “lideresa democrática” es la carta de la ultraderecha regional y comparte acuerdos con Jair Bolsonaro, Javier Milei y el chileno José Antonio Kast.

 

Fuente: Tramas- PERIODISMO EN MOVIMIENTO

Impactos: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email